Público
Público

Berlusconi llama "manipulador" a un presentador de la Rai en directo

El primer ministro italiano telefoneó por enésima vez a Ballarò para criticar una información sobre el problema de la basura en Nápoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No era la primera vez que lo hacía y de ahí que el presentador, Giovanni Floris, recibiera la llamada con una sonrisa en la boca. Silvio Berlusconi telefoneó en persona ayer al programa Ballarò durante su emisión en directo para llamar 'manipuladores' a los responsables por un vídeo sobre el problema de las basuras en Nápoles.

Los tertulianos de Ballarò estaban hablando de que el primer ministro italiano no había cumplido la promesa que hizo el pasado mes de octubre de solucionar la situación de Nápoles en 10 días.

Cuando Berlusconi escuchó decir que había incumplido su palabra levantó el teléfono y llamó. Como después explico Floris, la dirección sabía que en cualquier momento podría llegar la llamada del primer ministro y se decidió que sólo podría intervenir si aceptaba responder a las preguntas de los invitados. 


El primer ministro aceptó la propuesta, pero luego dio un discurso de cerca de cinco minutos en el que no dejó que nadie le interrumpiera. 'El mío es un retorno de protesta [...] El vídeo que habéis mostrado sobre la basura en Nápoles es absolutamente falso', entonces Berlusconi comienza a explicar que él había prometido que en 10 días no habría basura en Nápoles y que en tres solucionaría el bloqueo al vertedero de Terzigno, que los vecinos llevaban 15 días bloqueando como medida de protesta. Y asegura que cumplió sus promesas.

Floris vuelve a intentar interrumpir a Berlusconi después de dejarlo hablar cerca de un minuto y le pide si le deja que le haga una 'preguntita'. Entonces, Il Cavaliere le grita 'usted debería dejar de interrumpir cuando hay una persona que está intentando dar una explicación al vídeo que habéis hecho'.

Floris vuelve a interrumpirle invitándole al programa y Berlusconi explota: '¿Entonces me deja terminar la frase o no? Con su prepotencia, que cree que la Rai es suya mientras que se paga con el dinero de todos los italianos incluidos los que apoyan a este Gobierno, así que no voy a responder a sus preguntas y le digo simplemente que sois unos manipuladores'.

Floris luego dijo con sorna que Berlusconi es un 'fiel seguidor del programa'. Lo decía con conocimiento de causa, porque no es la primera vez que el primer ministro interrumpe en directo la emisión para criticar lo que se está diciendo.

El 1 de junio acusó a u periodista de La Repubblica de mentir sobre su declaración de la renta y que los sondeos que estaban publicando eran mentira porque la confianza en él de los italianos era del 62%.

'Llamo porque no es tolerable que en una televisión estatal se digane estas mentiras', a lo que Floris respondió que 'lo único que no es tolerable en una televisión estatal es que se inicie un diálogo y luego se ataque cuando alguien le lleva la contraria'.

En otra emisión de 2009, Berlusconi llamó para decir que 'la anomalía en Italia no es Silvio Berlusconi sino los jueces comunistas de Milán'. Hace dos años también llamó para desmentir que hubiera celebrado una cena en su casa de Arcore con los líderes de Fuerza Nueva.