Público
Público

Berlusconi: "Las manifestaciones de mujeres son una vergüenza"

Un millón de personas se manifesto ayer en Italia y 60 ciudades europeas reclamando la simisión de Il Cavaliere por el caso Ruby.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de un millón de mujeres se manifestaron ayer en Italia y en 60 ciudades europeas pidiendo la dimisión del primer ministro Silvio Berlusconi por sus escándalos sexuales con una menor de edad. Pero Il Cavaliere no se da por aludido y esta mañana calificó de 'vergüenza' las protestas. 

'Las mujeres saben que les tengo mucho aprecio. Siempre les he demostrado gran atención y respeto, en mis empresas y en el Gobierno. Estoy convencido de que tienen una marcha más que los hombres. Las mujeres siempre han sido mejores, en el colegio son más inteligentes y están más preparadas, más responsables y consiguen solucionar problemas sin dar tantos rodeos. Siempre he intentado y siempre intento que todas las mujeres se sientan especiales', dijo esta mañana en una entrevista al programa Mattine 5, de uno de sus canales de televisión.

Pero para el primer ministro, las mujeres que ayer se manifestaron por su dignidad después del escándalo Ruby, están manejadas por la oposición y los jueces. 'Me ha parecido un pretexto para sostener la teoría judiciaria [que le acusa de abuso de poder y prostitución de menores]. Y esto es una vergüenza. He visto una movilización partidista por parte de la izquierda que no consigue ganar unas elecciones', añadió.

Lo cierto es que en las manifestaciones no hubo símbolos ni banderas de ningún partido y que las marchas, en 230 plazas por todo el país, contaron con el apoyo, no sólo de los partidos políticos de la oposición, sino de los sindicatos, de artistas, escritores, prensa y hasta de la Iglesia. El domingo, en su editorial, el director de Avvenire, el diario de la Conferencia Episcopal italiana, escribía: 'Si fuese mujer, yo también participaría hoy en la manifestación'.

La gran movilización de ayer ha sido interpretada como un signo de que Italia se está desperezando contra Berlusconi. El diario L'Unità, uno de los patrocinadores de las protestas, titulaba esta mañana en su portada: 'Es sólo el inicio', eslogan utilizado en el mayo del 68 francés (c'est ne qu'un début).

Sin embargo, tanto Berlusconi como sus ministros se habían empeñado en hacer de menos las manifestaciones. Hasta el punto de que la ministra de Educación, Mariestella Gelmini, dijera ayer por la mañana que las mujeres que se manifestaban eran solo 'unas pocas radical chic que instrumentalizan a las otras por motivos políticos'. Tampoco ha prestado atención la plataforma mediática del premier.

Si el sábado Il Foglio convocaba a los berlusconianos a una conferencia bajo el título 'en bragas pero vivos', en la que se criticó la actitud 'moralista' de la izquierda.

Hoy, Il Giornale, directamente omite de su portada las concentraciones. A cambio publica una foto del líder de Izquierda y Libertad, Nichi Vendola, desnudo en una playa con unos amigos en 1979. 'He aquí el líder desnudo, pero no es Berlusconi', titula, en referencia a las supuestas fotografías de las fiestas de Arcore que estarían siendo ofrecidas a los medios de comunicación.