Público
Público

Berlusconi no podrá evitar las urnas

El premier italiano y su único aliado en el Gobierno, Umberto Bossi, piden al presidente de la República que cese a Fini

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras unos días de aparente calma, el Gobierno del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, parece condenado a pasar por las urnas.

El pasado domingo, el defenestrado Gianfranco Fini volvió a criticar con dureza al 'Cavaliere' asegurando que el PdL, partido del que es cofundador, 'está muerto'.

Anoche, Berlusconi se reunió de urgencia en su residencia de Arcore con su otro socio de gobierno, el líder de la xenófoba Lega Norte, Umberto Bossi.

Ambos decidieron solicitar al presidente de la República, Giorgio Napolitano, que cese a Fini porque sus palabtas 'son la demostración de que [Fini] desarrolla un papel hostil a la fuerza mayoritaria del Gobierno, del todo incompatible con el papel del presidente de la Cámara'.

Fini fue expulsado del PdL el pasado mes de julio por sus constantes críticas a Berlusconi. En especial, en lo que se refería a la famosa 'ley mordaza', que prohíbe a los medios publicar el contenido de las escuchas que formen parte de alguna investigación judicial.

Fini lleva tiempo acusando al Cavaliere de hacer leyes a su imagen y semejanza y en su propio beneficio.

La situación era insostenible ya que Fini sigue ostentando la presidencia de la Cámara y Berlusconi pensó en convocar elecciones antes de Navidad. Las cosas se tranquilizaron un poco y el primer ministro decidió que sólo habría comicios adelantados si la Cámara Baja no aprobaba una serie de reformas propuestas por el PdL después de las vacaciones. 

Al salir Fini, la coalición de Gobierno quedaba dividida ya que éste dio luz a una nueva formación, el Futuro y Libertad. Berlusconi pensó que, si pese a la división, sus medidas salían adelante, los 'finianos' plantearían pocos obstáculos a las decisiones de Gobierno.

En su discurso, Fini ofreció a Berlusconi una legislatra basada en pactos concretos, aunque advirtió de que no dejaría de criticar las decisiones que juzguase injustas. De ahí que el premier no quiera más contratiempos.

El plan es pedir a Napolitano que saque de enmedio a Fini. Si este no accede, entonces no tendrá más remedio que convocar elecciones y ver lo que pasa. El PdL de Berlusconi y la Lega Norte de Bossi son ahora mismo las únicas formaciones que podrían asegurarse el Gobierno, incluso sin Fini, en unos hipotéticos comicios.

Pero Bossi parece tener más prisa que nadie. Ayer solicitó a Berlusconi la convocatoria de elecciones para finales de noviembre según informa la prensa italiana. El líder del PdL le ofreció la posibilidad de acudir a Napolitano y según Bossi 'éste es el camino adecuado'.

'El presidente de la Cámara ha decidido salir del Gobierno. Aún está la Lega, pero si no cuadran los números ¿qué podemos hacer?' se preguntaba Bossi. La solución son las urnas 'un poco antes de Navidad', añadió.