Público
Público

Berlusconi pasa la noche con tránsfugas en vez de "con mujeres guapas"

'Il Cavaliere' habla de la compraventa de diputados sin ningún tipo de remordimiento ante las juventudes del PPE italiano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El espectáculo vivido en el Parlamento italiano el pasado martes cuando el primer ministro, Silvio Berlusconi, consiguió ganar una moción de censura presentada por la oposición, ha puesto de manifiesto un mal muy común en la clase política del país.

Pero para Berlusconi, el hecho de que un diputado de un partido pueda cambiar una, dos, tres y hasta cuatro veces de formación en dos años y medio de legislatura, no es un problema.

El premier se presta a bromear con ello y, como muestra, vale un comentario hecho ayer a su vuelta de Estrasburgo, tras la reunión de jefes de Estado de la Unión Europea. Berlusconi se reunió con las juventudes italianas del Partido Popular Europeo, a las que aseguró que 'ocho parlamentarios han venido ya a verme. Pasé toda la noche recibiéndolos cuando habría preferido estar con chicas guapas'.

El día anterior, Il Cavaliere había afirmado que 20 diputados pasarían pronto a formar parte de la coalición de Gobierno, lo que de alguna manera se puede interpretar como una prueba de que el transfuguismo en Italia no hace falta hacerlo a escondidas.

El día de la moción de censura Berlusconi se salvó por los votos de tres diputados de izquierdas que habían cambiado de chaqueta a última hora y los de dos diputadas de Futuro y Libertad, el partido del presidente del Parlamento, Gianfranco Fini, que decidieron dar la confianza a Il Cavaliere.

Tras aquello, el centroderecha trató de cerrar filas y taponar nuevas salidas de diputados a las huestes de Berlusconi formando lo que se ha denominado como el Polo de la Nación.

Desde la izquierda se ha criticado con dureza los tejemanejes de Il Cavaliere. Hace una semana, cuando dos diputados del partido Italia de los Valores del juez Antonio Di Pietro comunicaron su pase al grupo Mixto, éste se desplazó a la fiscalía de Roma para presentar una denuncia.

La prensa llevaba varios días hablando de una supuesta compraventa de diputados con promesas de pago de grandes cantidades económicas, puestos en el futuro nuevo Ejecutivo si no prosperaba la moción de censura y, en algunos casos, hasta el pago de hipotecas.

Hoy, Di Pietro ha pedido al presidente de la República, Giorgio Napolitano, que intervenga. Aunque es poco probable que lo haga, puesto que tras la moción se reunió con Berlusconi y le solicitó que pusiera todo de su mano para evitar las urnas en esta coyuntura económica.

El líder de IDV dijo que 'organizar a personas para cometer una pluralidad de delitos significa inducir a una asociación a delinquir con el objetivo de lograr votos. Por esta razón, antes de que se cometa el delito, pedimos al presidente Napolitano su intervención en defensa de la Constitución, del Parlamento y de las instituciones'.

Di Pietro también ha llamado a los partidos de izquierdas a formar un frente común como hiciera el Polo de la Nación e intentar frenar así los casos corruptos. La idea fue bien recibida por el candidato de Izquierda, Ecología y Libertad, Nichi Vendola, aunque con mucho menos entusiasmo desde las filas del Partido Democrático, otro de los grupos afectados por el trasvase de parlamentarios.

'He pedido formalmente que entre este fin de semana y el inicio de la semana próxima se organice un acuerdo de fondo', dijo.

El reloj corre en contra de Berlusconi, cuya coalición de Gobierno hace dos años y medio cuando ganó las elecciones contaba con una mayoría de 65 diputados y hoy tiene sólo tres. En las próximas fechas esperan votaciones importantes en la Cámara y si Il Cavaliere no consigue recopilar algún que otro diputado más puede encontrarse con alguna sorpresa por el camino.