Público
Público

Berlusconi pide la suspensión del juicio por el caso Ruby

En paralelo, se ha iniciado el proceso contra las personas que crearon la red de prostitución de Arcore en torno al primer ministro italiano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los abogados de Silvio Berlusconi solicitaron esta mañana la suspensión del juicio por el caso Ruby, en el que el primer ministro está imputado por abuso de poder y prostitución de menores, con el fin de paralizar el proceso hasta que el Constitucional decida si la competencia le corresponde al Tribunal de Milán o al Tribunal de Ministros. 

El pasado mes de abril, los partidos que apoyan a Il Cavaliere en el Parlamento, aprobaron presentar un conflicto de atribuciones bajo la premisa de que Berlusconi, de haber cometido algún delito, lo hizo ejerciendo su rol como primer ministro al haber solicitado a una comisaría de Milán, en la madrugada del 27 de mayo del año pasado, la puesta en libertad de la joven marroquí Karima el Mahgroug, alias Ruby, evitando así un encontronazo diplomático con Egipto, porque creía que se trataba de la nieta del exdictador, Hosni Mubarak. Y este tipo de casos los llevaría el Tribunal de Ministros.

Pero la tesis de la Fiscalía de Milán, bien documentada gracias a una investigación preliminar exhaustiva, es que Berlusconi abusó de su posición al telefonear a la comisaría aquella noche por miedo a que se descubriera que había mantenido relaciones sexuales con la joven cuando aún era menor de edad. 

Los fiscales no solo descubrieron que Berlusconi mantuvo relaciones sexuales con Ruby, sino que en torno al premier se creó toda una red de prostitución cuyos responsables serían el director de informativos Emilio Fede, el cazatalentos televisivo, Lele Mora, y la secretaria regional del Pueblo de la Libertad, Nicole Minetti. 

Ellos indujeron a la prostitución con Il Cavaliere a al menos 33 mujeres, a las que el primer ministro pagaba con miles de euros en sobres, automóviles, operaciones de cirugía estética, puestos de trabajo en la televisión y hasta apartamentos en el complejo inmobiliario de su propiedad, Milano II, con todos los gastos pagados. 

La procuradora adjunta Ilda Bocassini se opuso esta mañana a la solicitud de los abogados del premier diciendo que la ley no obliga a suspender un juicio cuando esté pendiente la declaración de competencias del Constitucional, por lo que parece poco probable que el Tribunal vaya aceptar la suspensión del proceso.

El caso Ruby tiene dos procesos judiciales paralelos. El que corresponde a Berlusconi, para el que el juez pidió un proceso inmediato por la garvedad de las acusaciones.

Y el de Mora, Fede y Minetti, cuya audiencia preliminar comenzó también esta mañana. Los tres están acusados de inducir a la prostitución a las jóvenes de Arcore y enriquecerse gracias a ello, aunque esta mañana sólo Minetti acudió a la sala de Milán.

De las 33 mujeres que participaron en las fiestas, sólo dos, Ambra Battilana y Chiara Danese, se han constituido como parte lesa, mientras que hoy se espera que Imane Fadil, modelo marroquí de 27 años, haga lo propio.