Público
Público

Berlusconi presiona para celebrar elecciones en febrero

Tras anunciar su dimisión ayer, Il cavalieredice que no hay posibilidades de un Gobierno técnico. El Senado aún no ha recibido las reformas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'En cuanto se apruebe la Ley de estabilidad dimitiré, y como no hay otras mayorías posibles, solo veo las elecciones a principios de febrero. Elecciones a las que ya no me presentaré'. Silvio Berlusconi sigue sembrando de incertidumbre el futuro de Italia y demuestra que no va a dar su brazo a torcer después de haber confirmado ayer por la tarde al presidente de la República, Giorgio Napolitano, que dimitirá una vez que apruebe las reformas exigidas por Bruselas.

En una entrevista con el director del diario La Stampa, Mario Calabresi, el primer ministro insistió en que no quiere ningún Gobierno alternativo al suyo una vez renuncie a su cargo y aprovechó para promocionar a su delfín Angelino Alfano. 'No tengo ninguna intención de crear un Gobierno con el Partido Democrático [PD] y Pierferdinando Casini [líder de la Unión de Centro] ya ha dicho que no le interesan acuerdos con nosotros, y entonces la matemática me dice que no hay otro camino que las elecciones', añadió.

En realidad, lo que dijo Casini es que llegados a este punto, no se puede crear un Ejecutivo de transición que excluya al segundo partido italiano más importante, es decir, el PD. Y el propio Napolitano dio a entender ayer en un comunicado que cuando Berlusconi dimita, abrirá un periodo de consultas con todos los partidos 'de la oposición y de la mayoría que venció las elecciones en 2008'.

Esta mañana, en Canale 5, Il Cavaliere volvió a repetir la idea de las elecciones en febrero hablando por teléfono con su amigo Maurizio Belpietro, director del diario Libero y que Alfano sería su candidato.

Pero para llegar a la dimisión de Berlusconi, primero tienen que venir las reformas y esta mañana el Gobierno aún no había entregado a la comisión presupuestaria del Senado las enmiendas que pretende incluir en la ley de Estabilidad -los Presupuestos anticrisis- con las promesas hechas a Bruselas. 

La oposición ha hecho saber esta mañana al Gobierno que está dispuesta a acelerar al máximo los tiempos para su aprobación. En principio se había hablado de una votación en el Senado para el día 15 y a finales de mes llegaría al Parlamento, aunque Anna Finnochiaro la portavoz del Partido Democrático en el Senado, dijo esta mañana que si el Ejecutivo quiere el visto bueno podría llegar el domingo.