Publicado: 19.03.2014 19:25 |Actualizado: 19.03.2014 19:25

Berlusconi renuncia al título de Cavaliere tras ser inhabilitado por el 'caso Mediaset'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex primer ministro de Italia Silvio Berlusconi renunció hoy al título de "Cavaliere", un día después de que el Tribunal Supremo confirmara la pena accesoria de dos años de inhabilitación para ejercer cargo público por su condena por fraude fiscal en el conocido como caso Mediaset.

Para hacer efectiva su decisión, Berlusconi —que el pasado 27 de noviembre se vio despojado también de su título de senador— remitió una carta a la Federación Nacional de los Caballeros del Trabajo, encargada de otorgar dicho reconocimiento y que, tal y como ha explicado en un comunicado, ya estudiaba el caso del magnate por sus diversas causas pendientes con la justicia.

"En la vigilia de la reunión de hoy nos ha llegado una carta de renuncia de Silvio Berlusconi, a pesar de que ha acudido al Tribunal Europeo de Derechos Humanos al que ha presentado una solicitud de revisión de los procesos judiciales que le afectan", refirió el comunicado. En este sentido, la Federación concluyó que "toma nota" de su renuncia.

Berlusconi ostentaba el título de Cavaliere desde 1977, antes de su llegada a la política

El que fuera tres veces presidente del Gobierno italiano es conocido popularmente en el país como el "Cavaliere", título que le fue concedido en 1977, en sus años previos a la política, a la que llegó finalmente en 1994, hace 20 años.

Asediado por sus cuentas con la justicia, el último golpe le llegó ayer procedente del Tribunal Supremo de Italia, que confirmó la pena accesoria de dos años de inhabilitación para el ejercicio de cargo público en relación con su condena por fraude fiscal en el conocido como caso Mediaset. La condena por el caso Mediaset estipula cuatro años de prisión (reducidos a uno por una ley de indultos), además de la pena accesoria confirmada ayer por el Supremo de dos años de inhabilitación.

El Tribunal Supremo de Italia confirmó ayer su pena de dos años de inhabilitación para el ejercicio de cargo público. De este modo, el Supremo secundó la decisión del pasado 19 de octubre de 2013 del Tribunal de apelación de Milán de reducir a dos años los cinco a los que Berlusconi había sido condenado en primera instancia. El veredicto de los jueces coincidió con la petición del fiscal, Aldo Policastro, quien solicitó que se revalidara la condena de dos años de inhabilitación para el magnate.

Los dos años de inhabilitación son inapelables

 Por su parte, la defensa de Berlusconi, formada por los abogados Franco Coppi, Niccolò Ghedini y Piero Longo, solicitó el envío de las actas del proceso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Los jueces calificaron de "irrelevantes" los argumentos de la defensa y rehusaron por completo su recurso. Según apuntaron los medios de comunicación italianos, el que fuera tres veces primer ministro de Italia ya esperaba dicha resolución.

Esta sentencia en firme pondría fin a la intención de Berlusconi de presentarse a las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mayo, una voluntad que ha venido reiterando en las últimas semanas.

A raíz del caso Mediaset por fraude fiscal, Berlusconi fue condenado a cuatro años de prisión y a una pena accesoria que estipulaba cinco años de inhabilitación para ejercer cargo público. Los cuatro años de cárcel quedaron reducidos a uno por una ley de indultos del año 2006 mientras que el Tribunal de Apelación de Milán, previo recurso de la defensa, redujo de cinco a dos años la condena de inhabilitación para el magnate, confirmada ayer definitivamente por la Corte Suprema.

El ex primer ministro baraja la posibilidad de pedir el indulto a Napolitano

En relación con el año de cárcel, el político de 77 años permanece a la espera de que el Tribunal de Vigilancia penitenciaria se pronuncie el próximo 8 de abril sobre cómo deberá cumplir la pena ya que, por motivos de edad, no puede entre en prisión. Por esta razón, el Tribunal de Vigilancia deberá estipular si el ex mandatario cumple su condena con arresto domiciliario o con trabajos sociales.

Sobre la inhabilitación, los dos años ratificados hoy son inapelables —aunque podría acudir al Tribunal Constitucional— y cabe la posibilidad de que se le sumen otros seis años en base a lo que estipula la conocida como Ley Severino. Y es que dicha normativa, aprobada durante el Ejecutivo tecnócrata de Mario Monti, prevé la inhabilitación para ejercer cargo público a quien acarree una pena de prisión superior a dos años. Según dicha ley, recurrida por el empresario en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de la Unión Europea por sus efectos retroactivos, Berlusconi no podría ejercer cargo público durante seis años. Una de las alternativas que baraja el equipo legal del que fuera tres veces primer ministro de Italia sería la de solicitar el indulto del Jefe del Estado, Giorgio Napolitano, que pondría fin a sus problemas con la justicia.