Público
Público

Berlusconi y Bossi piden la cabeza de su ex aliado Fini

Reclaman al jefe de Estado italiano la dimisión del presidente del Parlamento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, utiliza todas sus armas para tratar de acabar con su rival en la derecha, Gianfranco Fini, tras su divorcio político que se hizo oficial el 29 de agosto. Ahora intenta apear a su enemigo de la presidencia de la Cámara Baja, y por ello, el lunes, tras cenar con su aliado de la Liga Norte, Umberto Bossi, el jefe del Gobierno hizo un llamamiento al presidente de la República, Giorgio Napolitano, para que exija la dimisión de Fini. Una táctica que confirmó su partido, el Pueblo de la Libertad (PdL). Napolitano, que en otras ocasiones ha defendido a Fini, por ahora marca distancias y afirmó que no tiene ninguna reunión sobre este asunto en su agenda.

El argumento de Berlusconi es que Fini planea liderar un nuevo partido político y ello le invalida para cualquier rol institucional. Sin embargo, como se encargó de recordar el número dos de Fini, Italo Bocchino, el jefe de Estado no tiene el poder de destituir al presidente de la Cámara. Lo que sí está en su mano es disolver las cámaras o bien plantear un cambio de primer ministro. Esta segunda opción es una pesadilla para Berlusconi. En cambio, su aliado Bossi se ha convencido de la bondad de convocar elecciones. 'Es mejor si vamos a votar enseguida. No conviene seguir en este pantano', opinó.

Berlusconi gana tiempo por ahora y trata de extender la idea de que Fini no tiene legitimidad, algo que ha levantado incluso las protestas de la oposición. Por si acaso, sin embargo, está pactando con sus rivales finianos la posibilidad de que apoyen sus proyectos de Gobierno para este nuevo curso político, que someterá en pocas semanas a la aprobación del Parlamento.