Público
Público

La bestia negra de Berlusconi

Ilda Bocassini, fiscal del ‘caso Ruby'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A Ilda Bocassini (Nápoles, 1949), la Rossa (la pelirroja pero también la roja) no le tembló la mano en 1993 para mandar a la cárcel al temible Totò Riina. El capo de la Cosa Nostra, la mafia siciliana, había ordenado un año antes el asesinato del juez antimafia Giovanni Falcone, con quien la fiscal mantenía una estrecha relación laboral y de amistad.

Separada y con dos hijos, es conocida por su feroz independencia y sus grandes dotes para la investigación. Para Berlusconi es su bestia negra en la fiscalía milanesa. Ya en 2004, Bocassini pidió ocho años de cárcel para el primer ministro, en el caso SME, por haber tratado de sobornar a varios jueces. Entonces empezó la caza de brujas contra esta funcionaria a la que la derecha italiana tilda de 'bolchevique'.

A pesar de que la fiscal estaba y está amenazada por la mafia, el Gobierno italiano le retiró la escolta en 2001. Seis años después, Bocassini evitó un atentado contra Berlusconi, al desarticular una célula en formación de las Nuevas Brigadas Rojas, que había planeado matar al primer ministro en su casa.