Publicado: 21.10.2015 10:53 |Actualizado: 21.10.2015 10:55

El Bloco de Esquerda y los socialistas portugueses avanzan en la negociación de un pacto "sólido"

Catarina Martins, del Bloco de Esquerda, confirma la intención de unir fuerzas para "conseguir cambios concretos que protejan la sostenibilidad del Estado social".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
La diputada y coordinadora del Bloco de Esquerda, Catarina Martins.

La diputada y coordinadora del Bloco de Esquerda, Catarina Martins.

LISBOA.- El Bloque de Izquierda ha confirmado que todavía están abiertas las negociaciones con los socialistas para cerrar un acuerdo "sólido" que garantice una solución de Gobierno en Portugal, pero avanzó que ya existe un compromiso.

Así lo señaló su candidata a las pasadas elecciones legislativas , Catarina Martins, quien en declaraciones divulgadas este miércoles por medios lusos ha garantizado que su formación respaldará a los socialistas. "El Bloco de Esquerda continúa queriendo mucho más que el compromiso que ya está negociado y (...) no va a faltar a una solución de estabilidad que sea la diferencia entre proteger el Estado social y continuar vendiendo las funciones del Estado a privados", expresó la líder del partido.

"No estamos hablando de un Gobierno del Bloco de Esquerda que sólo tiene el 10% de los votos. Hablamos de utilizar la fuerza que tenemos, el compromiso claro que hicimos con el país y la confianza que nos fue depositada para conseguir cambios concretos que protejan los salarios, las pensiones y la sostenibilidad del Estado social", dijo Catarina Martins.



El Bloco, de inspiración marxista, certifica así que respaldará el pacto anunciado el pasado martes por el secretario general de los socialistas, António Costa, que quedó segundo en los comicios con más del 32% de las papeletas. El acuerdo tripartito de izquierdas englobaría teóricamente también a los comunistas -los tres sumarían mayoría absoluta-, aunque falta que éstos confirmen su participación.

Tanto Costa como el candidato conservador, el primer ministro en funciones Pedro Passos Coelho, pidieron el pasado martes al jefe del Estado que les encargue la formación de Gobierno, por lo que el presidente deberá ahora elegir entre los dos. Passos Coelho encabezó la lista más votada con casi el 39% de los sufragios pero no cuenta con mayoría absoluta en la Cámara tras fracasar las negociaciones con los socialistas.