Público
Público

El boicot kurdo provoca tensiones

Simpatizantes del PKK atacan un colegio electoral en el sur del país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La jornada del referéndum fue marcada por varios incidentes violentos, sobre todo en el sureste del país, la zona de población kurda. El partido kurdo Paz y Democracia (BDP) habían llamado al boicot de la consulta 'por no incluir en el paquete de reformas ninguna mención especial al problema kurdo'.

El incidente más grave ocurrió en la provincia de Mersin, donde unos 20 simpatizantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, considerado grupo terrorista por Turquía, EEUU y la UE) atacaron por la mañana el colegio electoral de Mimar Sinan. Una veintena de personas encapuchadas lanzaron cócteles molotov contra el edificio, según la agencia de noticias turca Dogan. Más tarde, supuestos miembros del PKL atacaron un convoy que transportaba urnas, hiriendo a un soldado, informó Dogan.

Testigos citados por el diario Hürriyet informaron de que, tras la intervención policial, un centenar de simpatizantes kurdos nacionalistas lanzaron piedras y otros objetos contra las fuerzas de seguridad en el distrito de Akdeniz, cerca de la ciudad de Mersin, capital de esta provincia del sur, muy cercana a las zonas kurdas.

En el Kurdistán turco, y tras el anuncio de boicot por el BDP, la policía desplegó a miles de agentes en las zonas mayoritariamente habitadas por kurdos. 'Las fuerzas armadas en la zona se encuentran en estado de máxima alerta. Se esperan ataques severos', comentó ayer el capitán de las Fuerzas Armadas en Diyarbakir, la principal ciudad de los kurdos de Turquía.

Algunos guardias paramilitares atacaron en zonas rurales de la provincia de Sirnak a personas que decidieron no acudir a las urnas, en contra de lo que obliga la ley turca. En algunas ciudades se instalaron cámaras de seguridad para determinar la identidad que las personas que evitan que los votantes puedan acudir a las urnas. Según la agencia Firat, cercana al PKK, al menos 15 personas resultaron heridas en esos incidentes.

La versión de las autoridades turcas es diferente. Según la agencia de noticias semioficial Anadolu, medio centenar de personas fueron detenidas en las provincias de Van y Batman, en el sureste del país, por forzar a los votantes a boicotear el referéndum. En la ciudad de Siirt, un soldado turco murió tras pisar una mina, informó Anatolia News.

Fuentes kurdas insistieron en la violencia de las fuerzas turcas y hablaron incluso de cientos de detenidos en operativos policiales, no sólo en el sureste sino en todo el país y desde el sábado por la noche.