Publicado: 11.10.2014 21:57 |Actualizado: 11.10.2014 21:57

Bolivia encara las elecciones con Evo Morales como favorito tras una polémica jornada de reflexión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de seis millones de bolivianos concurrirán a las urnas en Bolivia y otros 33 países este domingo para elegir al presidente y vicepresidente por un período de cinco años, hasta el 2020.

Evo Morales, al que las encuestas dan como gran favorito con un 59%,  competirá por la silla presidencial con el empresario Samuel Doria Medina (inmediato perseguidor de Morales con entre el 13 y el 18% en los sondeos) , el expresidente Jorge Quiroga (2001-2002), el excalcalde de La Paz Juan del Granado y el indígena Fernando Vargas.

Morales incumplió su promesa de no aparecer en actos oficiales antes de la votación

Los candidatos a la Presidencia de Bolivia, entre ellos el actual gobernante, Evo Morales, y varios centenares de ciudadanos vulneraron hoy las prohibiciones previas a los comicios generales del domingo dictadas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), como la "ley seca" o el "silencio electoral".

Evo Morales, que se acerca a su tercer mandato, apareció en un acto en la región amazónica de Pando e hizo un discurso de seis minutos transmitido por los medios estatales, incumpliendo su compromiso de acatar la normativa del "silencio electoral", obligatoria para los candidatos opositores. Aunque Morales no está obligado a respetar esa regla por su condición de presidente, el Gobierno anunció hace dos días que no aparecería en actos oficiales antes de la votación del domingo, tras una exhortación de las autoridades electorales.

Morales acudió al acto de conmemoración de la batalla de Bahía, ocurrida en 1902 contra tropas brasileñas que invadieron el territorio boliviano. En su discurso volvió a aludir a la invasión del continente con "fines de dominación" hace más de 500 años, la resistencia contra el colonialismo y el desarrollo igualitario de las regiones de Bolivia.

Concluyó su alocución convocando a los bolivianos a participar en las elecciones del domingo, para demostrar al mundo que Bolivia es un país que elige democráticamente a sus autoridades.

Uno de los vocales electorales, Ramiro Paredes, comentó a Efe que no había escuchado la intervención de Morales y que habría que analizar el contexto en el que apareció y el contenido de su discurso para pronunciarse sobre sí violó el "silencio electoral".

El Tribunal Electoral ordenó suspender la difusión de una docena de anuncios del Gobierno 

El TSE además ordenó suspender la difusión de una docena de anuncios del Gobierno boliviano que vulneraron esa misma norma, a denuncia del frente Unidad Demócrata (UD), de Doria Medina, que aparece como segundo en los sondeos. Los citados anuncios tenían "un fuerte componente de propaganda gubernamental", por lo que el TSE analizó la denuncia y decidió "instruir la suspensión de estos spots", señaló Paredes.

Además, la unidad del órgano electoral encargada de la vigilancia de los medios ha informado de que los partidos que más han transgredido el "silencio electoral" en las redes sociales son el gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) y UD, cuyo líder Doria Medina sigue muy activo en Twitter con sus críticas al Gobierno.

En esa misma red, el candidato Quiroga, que en las encuestas aparece como tercero (entre 8 % y 11 %), difundió varias fotos en las que aparece, este viernes, escalando el nevado Huayna Potosí, cercano a La Paz, con el andinista boliviano Bernardo Guarachi.

La venta y consumo de alcohol será considerada delito hasta el lunes

Además, 368 ciudadanos fueron arrestados hoy por violar el "auto de buen gobierno" que prohíbe la venta y el consumo de alcohol hasta el mediodía del lunes, informó por su parte el comandante nacional de la Policía, general Wálter Villarpando. Quienes incumplan esta "ley seca" se arriesgan a tener que pagar multas de hasta mil dólares.

Desde hoy tampoco está permitido a los civiles portar armas de ningún tipo, so pena de una multa de 402 dólares, ni organizar reuniones o espectáculos, lo cual implicaría una sanción de 502 dólares.

Además, en la jornada de votación no se podrá circular en vehículos sin permiso del TSE y también están prohibidos los viajes nacionales por carretera o vía aérea, aunque sí estarán permitidos los vuelos internacionales.

La dureza de esas restricciones tradicionales en las elecciones bolivianas tiene su origen en los controles de mediados del siglo pasado para evitar incidentes, fraudes electorales y el traslado de personas de un lugar a otro para multiplicar las votaciones.