Publicado: 23.07.2014 07:36 |Actualizado: 23.07.2014 07:36

Las bombas siembran la muerte en Gaza e Israel reconoce haber 'perdido' un soldado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de 60 palestinos han muerto en Gaza en las últimas 24 horas elevando el número de fallecidos a 651 desde el 8 de julio, de los que la tercera parte son niños, según las Naciones Unidas. El número de palestinos heridos llega ya a 4.600. En el lado israelí han muerto tres soldados durante la última jornada, ascendiendo a 29 los soldados fallecidos, mientras que hay dos civiles muertos.

La jornada de ayer no fue muy diferente de las anteriores. La aviación, la artillería y los tanques bombardearon edificios residenciales, hospitales, mezquitas y escuelas, revelando la impotencia del ejército para combatir a los milicianos, que dispararon decenas de cohetes contra Israel.

El número de palestinos desplazados registrados en la UNRWA, la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados, se eleva a 102.000, que están alojados en 69 escuelas, la mayoría de ellas desbordadas. A este número hay que añadir los desplazados no registrados en la UNRWA, cuyo número es incierto pero considerable.

La pasada noche Hamás declaró por primera vez el toque de queda en la Franja para impedir que los colaboracionistas se muevan libremente de un lugar a otro e identifiquen objetivos para el ejército israelí. Hamás anunció que adoptará contra los colaboracionistas duras medidas de castigo.

El número de palestinos desplazados registrados en la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados, se eleva a 102.000

Israel ha reconocido finalmente la "pérdida" del sargento Oron Shaul, que el domingo fue capturado por los milicianos. Hamás dice que solo facilitará información sobre este soldado a cambio de concesiones de Israel "por anticipado", y se negó a revelar si está vivo o muerto, aunque el ejército cree que está muerto.

La organización islamista dijo que a partir de ahora conducirá dos negociaciones "distintas" con Israel, la primera relativa a un alto el fuego a cambio del levantamiento del bloqueo sobre Gaza, y la segunda en relación con el sargento que está en su poder.

Varias compañías aéreas de Estados Unidos y Europa, entre las que están Lufthansa y Air France, han anunciado la suspensión de sus vuelos al aeropuerto Ben Gurión de Tel Aviv. Otras muchas compañías indicaron que están estudiando la situación y consideran imitar a las primeras. Esta cadena de decisiones llega después de que un cohete cayera cerca del aeropuerto.

Uno de los héroes militares más reconocidos de Israel, Avigdor Kahalani, dijo a la radio del ejército que Israel está luchando una guerra completamente distinta a las anteriores. Y ciertamente, por lo que está ocurriendo sobre el terreno, Hamás parece haber ganado la mayoría de edad militar, convirtiéndose en una fuerza capaz de hacer frente, por medio de una compleja guerrilla, a uno de los ejércitos más poderosos del mundo.

Según un analista palestino, el primer ministro Benjamín "Netanyahu está furioso porque se ha quedado sin objetivos reales que atacar y durante los 15 días transcurridos desde el inicio de la operación Margen Protector el ejército no ha podido matar a ningún líder del aparato militar ni del aparato político de Hamás".

Por lo que está ocurriendo sobre el terreno, Hamás parece haber ganado la mayoría de edad militar

Es interesante observar el comportamiento sin fisuras de los medios de comunicación hebreos en las últimas semanas, que han cerrado filas como un solo hombre entorno al gobierno, y donde apenas se toleran críticas muy menores y puntuales, a pesar de la evidencia de que Israel no está cumpliendo los objetivos que se han marcado Netanyahu y el ejército.

El secretario general del comité ejecutivo de la OLP, Yaser Abed Rabbo, cree que lo que está ocurriendo en Gaza "cambia las reglas del juego y la voluntad de los palestinos no es volver al statu quo de antes". Sus palabras muestran que la OLP quiere jugar al mismo tiempo a dos cartas, la de repulsa y la de apoyo a Hamás diciendo que el bloqueo de Gaza es "ilegal e inmoral".

Mientras el presidente Mahmud Abás va de un lado a otro buscando una salida a la crisis y apoya la iniciativa de alto el fuego negociada previamente por el presidente Abdel Fattah al Sisi y el primer ministro Netanyahu, también quiere sacar partido de esta guerra, un partido que no ha conseguido sacar de su docilidad y sumisión con respecto a Netanyahu.

La posición del secretario de Estado John Kerry, que se encuentra de gira por la región, es la de volver a las cláusulas acordadas tras la invasión de 2009, algo que resulta inaceptable para Hamás. La organización islamista exige el fin definitivo de un bloqueo que resulta trágico para 1,7 millones de civiles.

Junto con Kerry anda por la región el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien ayer se entrevistó con Netanyahu y dijo: "Mi mensaje a israelíes y palestinos es el mismo: dejad de luchar; empezad a hablar. Y abordad las causas que hay en la raíz del conflicto, de manera que no volvamos a estar en la misma situación dentro de seis meses o un año".

Pero Netanyahu no parece tener intención de resolver la ocupación y coincide con Kerry, o mejor al revés, Kerry coincide con él, en que lo que se ha de hacer es volver al acuerdo de 2009 para mantener la calma a Gaza mientras él continúa construyendo a destajo en las colonias judías de la Cisjordania ocupada.

Para ello Netanyahu cuenta con la pasividad proverbial de Abás, que es similar a la de Estados Unidos y demás líderes de las grandes democracias occidentales, que no mueven un dedo para resolver un conflicto que cada día que pase será más difícil de resolver.

Ban Ki-moon lleva en la cartera una nueva iniciativa, que no puede haber salido de él sin el soporte de Estados Unidos, y que no puede haber salido de Estados Unidos sin el apoyo de Israel, y que consiste en lograr un alto el fuego temporal inmediato, de por lo menos "varios días", para comenzar a hablar tranquilamente y sin prisas.

Pero según un analista de Gaza, lo que Hamás no consiga por las armas antes del alto el fuego, no lo conseguirá después en una mesa de negociaciones, que además serán indirectas, si se ha de hacer caso a lo que ha ocurrido en ocasiones precedentes.

Netanyahu considera que una vez conseguido el alto el fuego, aunque sea temporal, Hamás lo tendrá complicado para reanudar el lanzamiento de cohetes, y eso es lo que el primer ministro israelí busca en la actual coyuntura.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-la-onu-deberia-intervenir-en-el-conflicto-entre-israel-y-palestina