Público
Público

BP acepta pagar cerca de 16.300 millones de euros por el vertido

La petrolera creará el fondo de compensación exigido por el gobierno de Obama y suspende el pago de dividendos para ahorra 6.000 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EEUU, Barack Obama, confirmó hoy que la petrolera BP ha accedido a aportar 20.000 millones de dólares (16.300 millones de euros) a un fondo de compensación para los afectados por el derrame de crudo en el golfo de México.

Además, Obama informó tras reunirse con la plana ejecutiva de BP de que la multinacional británica creará otro fondo de 100 millones de dólares (81 millones de euros) para indemnizar a los trabajadores que se quedaron sin trabajo tras la explosión el 20 de abril de la plataforma petrolífera que la firma operaba en aguas del Golfo.

La Casa Blanca y los principales ejecutivos del gigante energético BP acordaron en una reunión mantenida esta mañana que la empresa petrolera cree un fondo de cerca de 20.000 millones de dólares durante varios años.

Dicha cantidad estará controlada de forma independiente para hacer frente a las indemnizaciones a las personas y las empresas perjudicadas por el inmenso derrame de petróleo en el Golfo de México.

El fondo estará supervisado por Kenneth Feinberg, el abogado que dirigía el fondo de compensación para las víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

El presidente Obama exigió la creación de dicho fondo la semana pasada en su discurso a la nación y se reunió esta mañana con representantes de la compañía BP en la Casa Blanca.

Todos estos gastos han obligado a la compañía petrolera a suspender el pago de los dividendos trimestrales de este año para hacer frente a los gastos ocasionados por el derrame de crudo en el golfo de México.

'El consejo de administración de BP decidió que no pagará más dividendos este año', dijo el presidente de la compañía, Carl-Henric Svanberg tras la reunión con Obama.

La decisión permitirá a la compañía ahorrar en torno a 7.500 millones de dólares (6.100 millones de euros) y fue bien recibida por los mercados. Las acciones de BP subieron en torno a un 5% en la Bolsa neoyorquina tras la reunión.

Más allá de los detalles financieros, Svanberg declaró que a la multinacional que dirige le importa la 'gente común' que se ha visto afectada por el derrame de crudo, a los que prometió ayudar. Añadió que la petrolera británica 'siempre ha cumplido con sus obligaciones y responsabilidades'.

'Dejamos claro desde el primer momento de esta tragedia que haremos frente a todas las responsabilidades legítimas', afirmó el directivo, quien apuntó que harán frente al pago de compensaciones de forma 'rápida y justa'. 'Cuidaremos a los afectados y repararemos el daño en esta región, el daño medioambiental y económico', afirmó.