Público
Público

Brasil destapa trabajo esclavo en una subcontrata de Inditex

La compañía de Amancio Ortega pide la subsanación urgente de la situación de quince trabajadores no regularizados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio de Trabajo de Brasil ha destapado la existencia de trabajo esclavo en una subcontrata que producía ropa para Zara, según informa el diario brasileño O Globo.

Tal y como asegura el diario, la Superintendencia Regional de Trabajo y Empleo de São Paulo, dependiente de la cartera de Trabajo, habría comenzado una investigación hace tres meses, 'después de haber constatado irregulariudades' en las condiciones de trabajo 'en una oficina en Campinas'. Tras este primer registro, el Ministerio sacó adelante 52 autos de infracción contra Zara, uno de los cuales hace referencia a 'discriminación étnica de las tribus Quechua y Aimará, que recibían un tratamiento peor que otros trabajadores'.

El mismo diario toma como fuente el programa de televisión 'A Liga', de la TV Bandeirantes, que junto a la ONG Repórter Brasil y funcionarios del Ministerio de Trabajo, descubrió 'contrataciones ilegales, condiciones degradantes o jornadas exhaustivas de hasta 16 horas diarias'.

La cadena de Amancio Ortega y a su vez propietaria de Zara, Inditex, ha pedido en una nota que se subsane de forma urgente la situación creada con la subcontratación no autorizada del taller en el que fueron identificados quince trabajadores no regularizados sin el conocimiento del grupo textil español.

El trabajo esclavo destapado atenta además, según denuncian, contra su Código de Conducta para Fabricantes y Talleres Externos, que el proveedor había asumido contractualmente y hacia la que el grupo tiene 'tolerancia cero'.

Los trabajadores del taller permanecían hasta 16 horas al día en su puesto

El grupo ha señalado que el proveedor ha asumido la totalidad de las compensaciones económicas a los trabajadores que establece la ley brasileña, al tiempo que corregirá las condiciones laborales de su subcontratista para situarlas al nivel en el que se encuentran las instalaciones auditadas y aprobadas por las inspecciones correspondientes de Inditex.

El grupo fundado por Amancio Ortega, en colaboración con las autoridades brasileñas, reforzará la revisión del sistema de producción tanto de este proveedor como del resto de empresas en Brasil, para garantizar que no vuelva a producirse un caso como éste.