Público
Público

Breivik huyó vestido de policía tras colocar la bomba en Oslo

Salen a la luz varias imágenes de distintas cámaras de seguridad del autor confeso de los atentados de Noruega antes de dirigirse hacia la isla de Utoya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vestido de policía y pistola en mano. Anders Behring Breivik huía tras colocar una bomba en Oslo que explotó junto a varios edificios del Gobierno. Posteriormente, el asesino confeso del doble atentado en Noruega, se dirigió a la isla de Uyoya para proseguir con su masacre.

Casi dos meses después de la tragedia, salen a la luz varías imágenes procedentes de distintas cámaras de seguridad de la huida de Breivik, de 32 años, tras colocar la furgoneta bomba que acabó con la vida de ocho personas en la capital noruega.

Era 22 de julio. Breivik se disponía a llegar a Utoya y matar a tiros otras 69 personas, en su mayoría adolescentes, que participaban en un encuentro del Partido Laborista noruego. Fue el mismo uniforme policial de la imagen el que le permitió acercarse hasta el campamento juvenil.

El autor de los atentados regresó a la isla el 14 de agosto para reconstruir los asesinatos y recabar el mayor número de datos posible para la investigación. Está previsto que Breivik comparezca el próximo día 19 ante la Justicia en una sesión a puerta cerrada.

El fiscal de la Policía noruega, Christian Hatlo, adelantó en julio la posibilidad de imputar a Breivik 'crímenes contra la humanidad', con lo que podría ser condenado a hasta 30 años de cárcel, frente a la pena máxima de 21 años que prevé el código penal noruego.