Público
Público

Brown llama "intolerante" a una pensionista

El primer ministro se olvidó de apagar el micro cuando entró en su coche y 'Sky News' captó sus palabras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Incluso cuando lo hace bien, Gordon Brown termina por estropear las cosas. Después de hablar con una señora en la calle sobre educación, economía e inmigración, entra en el coche oficial y la llama "intolerante".

Las palabras del primer ministro, que se olvidó de apagar su micro, fueron captadas por Sky News. Brown se encontraba de campaña en Rochdale, donde una pensionista, Gillian Duffy, de 66 años le paró por la calle. La mujer le preguntó preocupada sobre el aumento de inmigrantes de la Europa del Este, pero el primer ministro no le contestó: "No puedes decir nada sobre los inmigrantes porque estás diciendo que... Pero toda esta gente de Europa del Este, ¿de dónde sale toda esta multitud?" 

Duffy también le preguntó sobre el futuro de la educación universitaria si él gana las elecciones y Brown, poco ducho en la comunicación con la gente de a pie, lo hizo bastante bien. Le explicó que ho había más jóvenes que nunca, "el 40%" yendo a la universidad y que "la mayoría eran mujeres".

Brown pide disculpas poco después y dice que le molestó una pregunta sobre inmigración

La señora se preocupaba por el futuro de sus nietos y Brown le llegó a preguntar sus nombres. Después se despidió con un "ha sido un placer hablar con usted".

Sorprendentemente todo había ido bien. Brown es una persona muy tímida a la que le cuesta acercarse a la gente y comportarse con naturalidad. Que no lo había pasado bien se vio después.

La conversación con su ayudante fue la siguiente:

Gordon Brown: "Esto es un desastre. Nunca deberías haberme puesto delante de esa mujer. ¿En qué estabas pensando? Es ridículo"

Ayudante: "¿Qué hay de malo? ¿Qué te ha dicho?

Gordon Brown: "De todo. Es sólo una mujer intolerante. Dice que solía votara los laboristas".

Sky News se apresuró a hablar con la mujer poco después. "Estoy muy decepcionada. No me esperaba eso de él, es una persona educada, ¿por qué tiene que usar palabras de ese tipo?. Si va a liderar este país tiene que contestar a las personas que le preguntan en la calle. No han hecho nada por sanear las cuentas públicas y ahora me llama intolerante".

Brown pidió disculpas a la mujer en una emisora de radio de Manchester y especificó que le molestó la pregunta sobre la inmigración de Europa del Este. "No pienso que sea eso y quiero que acepte mis disculpas".

El ministro de Empresa, Peter Mandelson, confirmó más tarde a la BBC que el primer ministro telefoneó a Duffy para pedirle disculpas. Trató de minimizar el efecto de este incidente que puede costarle muy caro a los laboristas, puesto que esta mujer puede ser vista como ejemplo de la clase trabajadora. "Hay que entender que en campaña está sometido a muchas presiones. Él es humano [...] Yo paso muchas horas al día con él y sé la verdad. Él no es así, tiene unas convicciones políticas muy fuertes y sbe lo que quiere hacer con este país".

Pero Mandelson, que dejó claro que era "un comentario inadmitible", habló de una de las cables de los problemas de Brown: "Se siente frustrado porque muchas veces no es capaz de hacer llegar a los votantes su propuesta".