Público
Público

Bruselas amenaza a Portugal: "Una desviación del ajuste prolongará las dificultades"

La Comisión Europea recuerda a Passos Coelho las condiciones impuestas. Alemania le urge a buscar recortes alternativos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea quiere que el hijo predilecto de las políticas de austeridad y ajuste se mantenga en la misma senda pese al revés impuesto por el Tribunal Constitucional portugués. Por eso, confía en la palabra del primer ministro Pedro Passos Coelho de que mantendrá el programa de ajustes pero le advertido de que si lo incumple puede conllevar una 'neutralización' de los esfuerzos hechos hasta ahora y 'prolongar las dificultades' en el país luso.

En un comunicado difundido este lunes de madrugada, la Comisión Europea, tras conocerse el veto del Tribunal Constitucional luso a varias de las medidas de austeridad adoptadas por el Gobierno, expresa su deseo de que se tomen las 'medidas necesarias' para adaptar el presupuesto al objetivo fiscal marcado por el propio Gobierno y apoyado por la troika comunitaria.

'La continua y decidida implementación del programa (de ajuste) es la mejor manera de restablecer el crecimiento económico sostenido y mejorar las oportunidades de empleo en Portugal', dice el comunicado.

La Comisión Europea agrega que seguirá trabajando de forma 'constructiva' con las autoridades portuguesas 'dentro de los parámetros acordados para aliviar las consecuencias sociales de la crisis', aconseja un 'firme consenso' para aplicar el programa de ajuste y considera 'esencial' la 'unidad' en su apoyo por parte de las 'instituciones políticas claves' del país.

El Gobierno portugués anunció este domingo nuevos recortes de gasto social para compensar el veto del Tribunal Constitucional a varias de sus medidas de austeridad. En un discurso televisado a la nación, el primer ministro Pedro Passos Coelho, incidió en que Portugal no puede dejar de cumplir con los compromisos suscritos con los organismos internacionales a cambio de su ayuda financiera y prometió que hará 'todo lo posible' para evitar un segundo rescate.

En su comunicado, la Comisión Europea da la bienvenida a la confirmación por parte del Gobierno del primer ministro, Pedro Passos Coelho, de su 'compromiso con el programa de ajuste, incluidos sus objetivos fiscales y su calendario'. Y ha advertido de que 'cualquier desviación de los objetivos del programa o su renegociación, neutralizaría de hecho los esfuerzos realizados hasta ahora y alcanzados por los ciudadanos portugueses, es decir, la creciente confianza de los inversores en Portugal, y prolongar las dificultades del ajuste'.

La Comisión señala, por último, que la 'decidida' aplicación del programa de ajuste es una 'condición previa' para que se mantenga la asistencia financiera que 'facilitará el regreso de Portugal a los mercados financieros y el logro de los objetivos del programa'.

También ha reaccionado a la crisis abierta en Portugal el adalid de la austeridad en Europa, Alemania. Su ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, ha defendido que Portugal tendrá que buscar nuevas vías de ajuste tras la decisión del Constitucional. 'Portugal ha realizado muchos progresos en el último año de cara a recuperar el acceso a los mercados financieros, pero después de esta decisión tendrá que encontrar nuevas medidas', dijo Schaeuble en declaraciones a la radio bávara.