Público
Público

Bruselas pide que los controles de capitales se levanten "cuanto antes"

La Comisión dice que las restricciones a la salida de dinero están justificadas, pero avisa que vigilará "de cerca" la necesidad de "extender la validez o revisar" estas medidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea ha determinado tras un análisis que la imposición de controles de capital en Chipre está justificada, pero ha afirmado que la medida, que tendrá inicialmente una vigencia de una semana, tendrá que ser levantada 'cuanto antes' y que vigilará su aplicación y evaluará su posible extensión.

Bruselas 'toma nota' de las restricciones temporales al libre movimiento de dinero, incluidos los controles de capital, impuestas por Chipre como parte de una serie de medidas dirigidas a prevenir el importante riesgo de huidas incontrolables de depósitos, ha señalado este jueves el Ejecutivo comunitario en un comunicado. Ese escenario llevaría a un 'colapso de instituciones crediticias y al riesgo inmediato de una desestabilización del sistema financiero de Chipre', ha afirmado la Comisión en una nota.

Como guardián de los tratados y para salvaguardar la unidad del mercado único, el Ejecuivo comunitario ha hecho un análisis preliminar de la ley chipriota y de los decretos relevantes bajo las normas del libre movimiento de capital establecidas en los artículos 63 y consiguientes del Tratado sobre el Funcionamiento de la Unión Europea (UE). 'Estados miembros pueden introducir restricciones al movimiento de capital en ciertas circunstancias y bajo estrictas condiciones en base a políticas públicas o de seguridad pública y, acorde al Tribunal de Justicia de la UE, también pueden incluirse medidas por razones primordiales de interés público', ha señalado la Comisión.

No obstante, estas excepciones al principio del libre movimiento de capital tienen que ser interpretadas de manera muy estricta y no discriminatoria, tienen que ser apropiadas, proporcionadas y aplicadas durante el periodo lo más corto posible, ha recordado. 'En las actuales circunstancias, la estabilidad de los mercados financieros y del sistema bancario en Chipre constituye un asunto de interés público primordial y de política pública que justifican la imposición de restricciones temporales a los movimientos de capitales', ha indicado el Ejecutivo comunitario.

Tales restricciones pueden incluir días festivos para la banca, límites a la retirada de dinero en efectivo, la congelación de activos, la prohibición de cerrar depósitos a plazo fijo y de ejecutar ciertas órdenes de pago, restricciones al uso de tarjetas de crédito, de débito o de prepago y a otras operaciones bancarias, y a la ejecución de ciertas transacciones sujetas a la aprobación del Banco Central, así como otras medidas, explicó.

La Comisión supervisará de cerca, junto con las autoridades chipriotas, los Estados miembros, el Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Bancaria Europea (ABE) la implementación de las restricciones en el país mediterráneo, que estarán en vigor 'durante siete días', ha indicado el Ejecutivo comunitario. Bruselas también analizará la necesidad de ampliar la validez de las medidas, al tiempo que insistirá 'siempre en que cualquier medida restrictiva en la isla sea estrictamente proporcionada con respecto al objetivo legítimo de prevenir el inmediato riesgo a la estabilidad financiera de Chipre y sea estrictamente limitada a la duración necesaria para lograr este objetivo', ha señalado.

'Mientras que las medidas restrictivas parecen ser necesarias en las circunstancias actuales, el libre movimiento de capital debe ser restaurado lo antes posible en el interés de la economía chipriota y el del mercado único de la UE en su conjunto', afirmó la CE.

Los chipriotas podrán acceder hoy de nuevo a sus entidades financieras, pero se impedirá la retirada de más de 300 euros por día y no se podrán cobrar cheques, aunque sí ingresarlos en cuenta. En el extranjero sí estarán prohibidos los pagos superiores a los 5.000 euros mensuales y sacar más de 3.000 euros del país, salvo para el pago a funcionarios chipriotas expatriados y de estudiantes chipriotas en el extranjero (con un límite de 5.000 euros trimestrales y cuando lo envíen familiares directos), entre otras medidas.