Publicado: 02.03.2016 10:58 |Actualizado: 02.03.2016 13:26

Bruselas propone 700 millones en un plan de emergencia para refugiados

La propuesta supone una modificación del presupuesto comunitario de este año en 300 millones, y de las cuentas de 2017 y 2018 en 200 millones. Sin embargo, está pendiente de la aprobación de las autoridades presupuestarias de la UE, el Consejo y el Parlamento Europeo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Refugiados e inmigrantes agitan una bandera y gritan consignas durante una protesta en la frontera entre Grecia y Macedonia, reclamando ayuda. REUTERS

Refugiados e inmigrantes agitan una bandera y gritan consignas durante una protesta en la frontera entre Grecia y Macedonia, reclamando ayuda. REUTERS

BRUSELAS.- La Comisión Europea propone destinar 700 millones de euros del presupuesto comunitario durante los próximos tres años a hacer frente a la emergencia humanitaria de la crisis de refugiados en Grecia y otros países.

La propuesta supone una modificación del presupuesto comunitario de este año en 300 millones, y de las cuentas de 2017 y 2018 en 200 millones cada ejercicio, un cambio que necesita el visto bueno de las autoridades presupuestarias de la UE, el Consejo y el Parlamento Europeo.

Este paso responde al recrudecimiento de la situación por la incesante llegada de demandantes de asilo e inmigrantes a la UE por la ruta de los Balcanes occidentales y por las medidas unilaterales de países como Austria que han fijado limites a la recepción, lo que ha provocado que miles de personas queden bloqueadas en Grecia.



El portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas declaró ayer que " es un paso necesario que la Comisión está dando para impedir el sufrimiento humanitario como resultado del número sin precedentes de personas que llegan a la UE", aclarando que "la primera prioridad" de la Comisión desde el inicio de la crisis "ha sido proteger la vida humana, proteger a los que huyen de la guerra y la opresión y darles mejores condiciones de vida". "Esta propuesta continúa este trabajo", ha precisó.

Hasta ahora la Unión Europea no contaba con ningún instrumento para aportar ayuda humanitaria a los Estados miembro, según han explicado fuentes del Ejecutivo comunitario.

El Gobierno de Atenas calcula que unas 22.000 personas se han quedado atrapadas en el país como resultado del aumento de los controles en varios países en la ruta de los Balcanes después de que Austria anunciara un tope diario de entradas de refugiados, aunque el ministro de Inmigración griego, Yannis Mouzalas, advirtió este domingo que la cifra de refugiados atrapados dentro de las fronteras griegas podría llegar a alcanzar los 70.000 en marzo.

En este contexto, Grecia ha reclamado un paquete de ayuda de 450 millones de euros para hacer frente a la crisis de refugiados en el país, según han avanzado los medios del país.

Asimismo, la portavoz de la Comisión Europea, Mina Andreeva ya había adelantado que "el paquete de la UE para Grecia será superior a los 500 millones de euros".

Un refugiado al lado de una tienda de campaña en un campamento de reubicación. REUTERS

Un refugiado al lado de una tienda de campaña en un campamento de reubicación. REUTERS

«Apoyo inquebrantable» a Tsipras

Sin embargo, el portavoz del Ejecutivo comunitario no ha aclarado si hay fondos suficientes en el marco del presupuesto comunitario o si habrá que recurrir a contribuciones bilaterales. "Respecto a cifras que van más allá de lo que hay en el presupuesto, hay que comenzar por lo que existe y luego ver dónde se puede ir", ha explicado Schinas.

Eso sí el Ejecutivo comunitario ha rechazado la idea de que "quitará" partidas de ayuda para apoyar a los refugiados en otros lugares como Siria para financiar la nueva propuesta.

"Estamos utilizando todos los instrumentos disponibles para hacer frente a las necesidades de emergencia resultantes, incluido refuerzos en las capacidades de recepción, gestión fronteriza, reubicación y retorno y la Comisión está ahora estudiando las necesidades actuales de alojamiento, recursos humanos, financiación y apoyo material", explicó en rueda de prensa este lunes Andreeva, tras constatar que Grecia ha trasladado "varias peticiones" de necesidades, que evalúan en la actualidad.

Asimismo, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, trasladó este lunes un "apoyo inquebrantable" al primer ministro griego, Alexis Tsipras, para "ayudar a Grecia a resolver una situación sin precedentes" en una conversación telefónica, ha explicado Schinas, que ha admitido preocupación por las escenas en la frontera entre Grecia y Macedonia, en referencia al uso de gas lacrimógeno por parte de la Policía macedonia para impedir el paso de refugiados desde Grecia.

Situación en la frontera entre Grecia y Macedonia

"La Comisión está muy preocupada por las imágenes que hemos visto ayer", ha admitido Schinas, que ha dejado claro que aunque compete a las autoridades de Grecia y Macedonia controlar la frontera "todas las medidas que se toman en la frontera deben ser conformes al Derecho internacional y europeo". "Demuestra una vez más que la única solución que vale es una solución colectiva, una solución europea", ha remachado. "Es una cuestión de salvar Schengen aplicando Schengen", ha dicho, en referencia al espacio libre sin fronteras en Europa.

El Ejecutivo comunitario también ha recalcado la necesidad de "relanzar" el sistema de reubicación de 160.000 refugiados acordado y por ello el comisario de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, volvió a escribir el 10 de febrero a los ministros del Interior de los Estados miembros "pidiéndoles acelerar la relocalización de personas y la puesta en marcha de las decisiones tomadas", ha explicado la portavoz comunitaria del ramo, Natasha Bertaud.

Bertaud ha confirmado que Irlanda, país con derecho a no participar en el sistema de reubicación, también contribuirá en los esfuerzos de acogida de los 120.000 refugiados que se encuentran en Italia y Grecia. El Gobierno de Dublín ya se comprometió a acoger a parte de los primeros 40.000 refugiados acordados.

Los Estados miembros apenas han indicado 4.678 plazas de acogida disponibles en 17 países de las 160.000 que acordaron crear, incluidas 50 ofrecidas por España, aunque sólo se han reasentado en la práctica a 303 refugiados de Italia en otros países de la UE, incluidos 18 en España y otros 295 de Grecia, según datos del 24 de febrero del Ejecutivo comunitario.