Publicado: 24.04.2014 20:37 |Actualizado: 24.04.2014 20:37

Bruselas reclama a Bangladesh más mejoras de los derechos laborales un año después del derrumbe de la fábrica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea (CE) reconoció hoy mejoras en los derechos laborales y el nivel de seguridad de los trabajadores en Bangladesh tras el derrumbe hace un año de un complejo de confección textil en el que murieron 1.138 personas y más de 2.000 resultaron heridas, pero pidió al país que aún haga más progresos.

"Hemos visto progresos significativos en esas áreas en los últimos meses pero debe hacerse más", indicó en un comunicado el portavoz comunitario de Comercio, John Clancy, quien dejó claro que progresos "sustanciales" en el ámbito laboral son "importantes para que Bangladesh siga teniendo un acceso preferencial al mercado de la Unión Europea (UE)".

En ese complejo se producían prendas para muchas de las mayores cadenas textiles del mundo mediante subcontratas, y su derrumbe supuso la mayor tragedia laboral de la historia de Bangladesh, un destino de primer orden de este sector por su mano de obra barata. Hoy, en el aniversario de la tragedia, cientos de familiares de las víctimas se han manifestado exigiendo indemnizaciones.

Clancy señaló que esa tragedia reveló "graves deficiencias" en la seguridad y los derechos laborales de los trabajadores de Bangladesh en la industria de la confección orientada a la exportación, y que "tenía que ser un punto de inflexión para las cuestiones de seguridad y laborales" en ese país. Recordó que la UE, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y las autoridades bangladeshíes respondieron a la tragedia con una iniciativa conocida como "pacto de sostenibilidad", a la que se adhirió Estados Unidos.

Ese plan incluye compromisos concretos orientados a mejorar los niveles de seguridad y salud de los trabajadores y promover conductas empresariales responsables y mayor respeto a los derechos laborales, teniendo en cuenta especialmente los derechos de libertad de asociación y de negociación colectiva. El portavoz destacó que la UE sigue dispuesta a asistir a Bangladesh con sus reformas y que está controlando la implementación del "pacto de sostenibilidad", sobre la que hará una evaluación más completa en el primer aniversario de su puesta en marcha, en julio de este año.

Por su parte, varias ONG francesas presentaron hoy ante la justicia gala una denuncia contra el gigante de la distribución Auchan, implicado, según ellas, en el drama del complejo textil Rana Plaza de Bangladesh. Entre los escombros de la empresa fueron encontradas etiquetas de una marca de ropa que vende la cadena de hipermercados, pese a que ésta no ha reconocido nunca su responsabilidad en el accidente y, por tanto, no participa en el fondo de ayuda a las víctimas.

Por ello, media decena de ONG han presentado una denuncia en la Fiscalía de Lille, al norte del país, cerca de donde Auchan tiene su sede social, por "prácticas engañosas" con los clientes franceses. "Auchan asegura que todos sus productos están elaborados respetando unos mínimos éticos, pero la presencia de etiquetas de su marca en Rana Plaza demuestra lo contrario", afirmó a Efe la presidenta de "Éthique sur l'étiquette", Nayla Ajaltouni, una de las organizaciones denunciantes.

La ley francesa no permite penar la participación de una multinacional en este tipo de prácticas cuando se hace a través de subcontratas, como fue el caso del Rana Plaza, por lo que los denunciantes han elegido esta figura jurídica. Auchan, por su parte, niega que conociera que las empresas a las que subcontrataba la elaboración de su ropa lo hicieran en lugares que no cumplían los mínimos de seguridad, un argumento que rechazan los denuncantes. "Bangladesh es el país de la subcontrata, cuando produces allí sabes que este tipo de prácticas son corrientes", señaló Ajaltouni.