Público
Público

Bruselas respira aliviada tras el frustrado atentado terrorista en la estación central

Un presunto terrorista provocó una explosión sin causar heridos y murió abatido por militares presentes en el lugar. "Se ha evitado lo peor", dice el ministro belga del Interior. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Un soldado vigila los aledaños de la Estación Central de Bruselas. | EFE

Aliviada. Así ha despertado la ciudad de Bruselas después del ataque terrorista del martes por la tarde en la estación central de la capital belga, donde un presunto terrorista provocó una explosión sin causar heridos y murió abatido por militares presentes en el lugar. El ministro belga del Interior, Jan Jambon, reflejó bien ese alivio al afirmar este miércoles que "se ha evitado lo peor".

"Podemos decir que se ha evitado lo peor", indicó Jambon en una entrevista en la radio pública RTBF.

Hacia las 20.30 horas de ayer martes se produjo una pequeña explosión en la estación de trenes más céntrica de la capital belga y el presunto autor fue neutralizado por militares que patrullaban la zona.

El ministro belga no quiso dar detalles sobre si el sospechoso no llegó a hacer estallar una carga explosiva mayor que portaba y pidió esperar a la rueda de prensa que ofrecerá a las 11.00 horas la Fiscalía federal, que investiga el caso como un "ataque terrorista".

La Fiscalía federal belga también ha confirmado que el presunto terrorista es un marroquí de 36 años vecino del barrio bruselense de Molenbeek.

El portavoz del Ministerio público Eric Van der Sypt confirmó también en rueda de prensa que la maleta que detonó el atacante llevaba "clavos y pequeñas botellas de gas", pero que no portaba ni armas de fuego ni cuchillos, ni tampoco un cinturón con explosivos, como apuntaron medios locales en un primer momento.

Poco después la Fiscalía confirmó que el supuesto atacante murió a causa de las heridas y su cadáver fue levantado esta mañana, constató la agencia Belga.

Fuentes judiciales dijeron a ese medio que el hombre, de entre 30 y 35 años, llevaba un cinturón de explosivos o un objeto que se parecía.

Jambon no quiso detallar la identidad del atacante, que ya ha sido determinada, para no perjudicar la investigación, pero comentó que en estos casos es lógico pensar que se lleven a cabo registros.

El suceso creó un momento de pánico entre las personas presentes y obligó a evacuar inmediatamente la estación y las calles aledañas.

Según el comisario de la Policía de la zona de Bruselas, los hechos ocurrieron en las escaleras del vestíbulo principal de la estación.

Un trabajador de la empresa nacional de ferrocarriles SNCB indicó a los medios que el sospechoso hizo explotar una "pequeña maleta" y que antes de ello gritó "Alá es grande".

"Estaba a unos diez metros cuando ocurrió la explosión. Había gente más cerca, a dos o tres metros. Yo me fui para alertar a mis colegas para evacuar la estación", declaró a Efe el agente de la SNCB Nicolas Van Herreweghen.

Según dijo, "no fue una detonación muy fuerte, hemos sentido el impacto y poco más que eso".

"Me quedé en los andenes para evacuar a todas las personas que quedaban y asegurarme que no volvían a entrar dentro. Hicimos todo lo que pudimos para proteger a todas las personas que estaban en la estación", concluyó.

El primer ministro belga, Charles Michel, ha convocado para este miércoles a las 09.00 horas una reunión del Consejo de Seguridad Nacional.

Jambon también confirmó que el nivel de amenaza terrorista se mantiene en tres de cuatro posibles, lo que significa que un atentado es "posible y probable".

El ministro consideró que la comunicación entre las fuerzas policiales ha mejorado desde los atentados yihadistas de marzo del año pasado en Bruselas, donde murieron 32 personas en una estación de metro y el aeropuerto.

Además, lamentó que incidentes como el de anoche tengan que "demostrar que se han tomado las decisiones correctas" en lo que se refiere al despliegue de militares en la capital para vigilar las calles.

El tráfico ferroviario se ha reanudado esta mañana en la estación Central, así como los servicios de metro.