Público
Público

El Bundesbank rebaja drásticamente sus previsiones para la economía alemana

El PIB germano apenas crecerá un 0,4% el próximo año (la cuarta parte de lo previsto anteriormente), con un aumento de la tasa de paro.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Bundesbank, el poderoso banco central de Alemania, ha recortado drásticamente sus previsiones de crecimiento para el próximo año el viernes ante los efectos de la crisis de deuda de la zona euro en la mayor economía del bloque, pero la entidad agregó que el país retomaría pronto la anterior senda del crecimiento.

El Bundesbank prevé ahora un crecimiento de la economía alemana del 0,7% este año, frente a un pronóstico anterior del 1,0%, y del 0,4% para 2013, contra una previsión en junio del 1,6%, y muy por debajo del 1% que espera el Gobierno de la canciller Angela Merkel. Para 2014, espera un aumento del PIB del 1,9%, 'si la crisis bancaria y de la deuda soberana de la zona euro no se agrava y gradualmente disminuye la incertidumbre entre inversores y consumidores', ha señalado el Bundesbank.

El banco central germano, en su informe semestral de coyuntura, ha advertido además de un moderado repunte del desempleo, que podría subir al 7,2% el próximo año, para posteriormente situarse en el 7% en 2014. La inflación, por su parte, no supondrá un problema a juicio del Bundesbank, que espera que el índice de precios de consumo (IPC) repunte un 2,1 % este año, pero sólo un 1,5 y un 1,6 % en 2013 y 2014, respectivamente.

De este modo, el banco central alemán se suma al pesimismo mostrado por numerosos organismos internacionales, incluyendo el Banco Central Europeo (BCE), que este jueves recortó sus previsiones para la eurozona para este año y el siguiente, y aplaza la salida de la actual crisis hasta 2014, para cuando espera un incremento del PIB del 1,9% si se solucionan los actuales problemas de la región. Alemania ha sido uno de los propulsores clave de la zona euro, que ahora está en su segunda recesión desde 2009, pero la resistencia del país a la crisis está disminuyendo y las previsiones del banco central así lo reflejan.

La entidad ha advertido de que si la evolución de la economía incumple las expectativas o se intensifica la crisis de deuda en algunos países, el crecimiento del PIB será probablemente menor de lo previsto. 'No obstante, es también bastante probable que la zona euro se recupere antes de lo esperado y que la economía global se acelere con mayor rapidez de lo contemplado en estas proyecciones, lo que permitiría a Alemania aprovechar oportunidades adicionales de crecimiento', ha destacado el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann.