Público
Público

Bush culpa a Hamás de los bombardeos

El presidente de EEUU justifica el implacable ataque israelí a Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En una de sus últimas intervenciones radiofónicas, a pocas semanas de abandonar la Casa Blanca, George Bush responsabilizó ayer a Hamás del implacable bombardeo israelí de Gaza y acusó al movimiento islamista de provocar al Gobierno hebreo y usar a la población civil de la franja como escudos humanos.

'El reciente brote de violencia ha sido causado por Hamás, un grupo palestino terrorista respaldado por Irán y Siria que aboga por la destrucción de Israel', proclamó Bush en sus primeras declaraciones sobre la operación decastigo israelí.

'Desde que Hamás tomó el poder violentamente en verano de 2007, las condiciones de vida de los palestinos en Gaza han empeorado', añadió.

'Al gastar todos sus recursos en cohetes y morteros en vez de carreteras y escuelas, Hamás ha demostrado que no tiene intención de servir' a su pueblo, concluyó el presidente saliente de EEUU.

Las palabras de Bush se hacen eco de la política de apoyo incondicional a Israel que ha mantenido EEUU desde que empezó el bombardeo, el pasado 27 de diciembre.

El mandatario estadounidense legitimó la acción del Gobierno hebreo, 'en respuesta a los ataques de misiles' de Hamás hacia las poblaciones costeras israelíes cercanas a la frontera. 'Los líderes de Israel decidieron entonces lanzar una operación militar sobre las posiciones' del movimiento islamista, dijo Bush, quien justificó así los ataques contra objetivos civiles: 'Como parte de su estrategia, los terroristas de Hamás esconden armas entre la población, poniendo en riesgo la vida de inocentes palestinos'.

En ningún momento de su alocución radiofónica el mandatario mencionó la cifra de muertos al menos 460 o de heridos se calcula unos 2.300 registrada desde el inicio de la operación de castigo contra el movimiento islámico. La ONU estima que una cuarta parte de los fallecidos son víctimas civiles.

A menos de tres semanas de dejar el poder, las declaraciones de Bush muestra que el presidente republicano no ha cambiado en nada su visión del conflicto en Oriente Próximo, por el que nunca se ha interesado realmente en sus ocho años en la Casa Blanca, excepto por la simbólica y anec-dótica conferencia de Annapolis en noviembre de 2007.

Bush se refirió a Mahmud Abbás presidente de la Autoridad Nacional Palestina y líder del partido Fatah, que está enfrentado a los integristas como el 'líder legítimo del pueblo palestino' e instó a 'todas las partes a que presionen a Hamás para que abandone la política de terror y respalde a los líderes legítimos que trabajan por la paz'.

Bush dijo que los objetivos de EEUU en Oriente Próximo seguían siendo los mismos: 'Seguridad y paz para nuestros aliados, el pueblo libre de Israel. Para el pueblo palestino buscamos un Estado democrático que sirva a sus ciudadanos y respete a sus vecinos'.

Bush indicó que EEUU está gestionando un nuevo alto el fuego en la región, pero advirtió de que cualquier tregua debe respetarse en su totalidad y que deben establecerse 'mecanismos de supervisión que garanticen el fin del contrabando de armas'.

La secretaria de Estado, Condoleeza Rice, ha informado a su sucesora, Hillary Clinton, y al presidente electo,Barack Obama, de la evolución de la situación.

El Consejo de Seguridad de la ONU convocó anoche una reunión de urgencia para abordar este nuevo capítulo de la crisis de Oriente Medio. Abbás debería viajar a Nueva York para hablar ante dicho órgano.