Público
Público

Cadena perpetua para 12 represores de la última dictadura argentina

Por 181 crímenes cometidos en tres centros clandestinos de detención

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un tribunal de Argentina condenó este martes a cadena perpetua a 12 represores de la última dictadura militar, tras un juicio oral y público por 181 crímenes cometidos en tres centros clandestinos de detención, informaron fuentes judiciales.

El Tribunal Oral Federal 2 de Buenos Aires también impuso 25 años de cárcel a otros cuatro represores y dictó una absolución, precisaron las fuentes.

La máxima condena recayó en el ex policía Julio Simón, alias 'El turco Julián', quien en 2006 había sido sentenciado a 25 años de prisión por la desaparición, en 1978, de un matrimonio formado por un chileno y una argentina. Fue la primera sentencia en el país tras la anulación de las 'leyes del perdón' a represores.

Cadena perpetua tendrán que cumplir también los ex policías Samuel Miara, Raúl González, Juan Avena, Eduardo Kalinec, Jorge Uballes, Luis Donocik, Oscar Rolón y Roberto Rosa, además del ex militar Enrique Del Pino y los ex oficiales de la Gendarmería Eugenio Apestegui y Guillermo Cardozo.

El tribunal condenó a 25 años de cárcel al ex oficial de inteligencia Raúl Guglielminetti, al ex policía Ricardo Taddei y a los antiguos militares Carlos Tepedino y Mario Gómez Arena, mientras que absolvió al principal (cargo siguiente a inspector) retirado de la policía Juan Falcón.

La sentencia fue recibida con aplausos por integrantes de organizaciones políticas y de derechos humanos que se congregaron frente a la sede de los tribunales federales de Buenos Aires para participar en un festival musical.

En el juicio, que duró 13 meses, se ventilaron 181 crímenes cometidos contra una parte de los 1.500 detenidos ilegalmente en los ex centros clandestinos de detención bonaerenses Club Atlético, Banco y Olimpo durante la dictadura (1976-1983).

En otro proceso que concluyó hoy en Mar del Plata, un tribunal federal condenó a prisión perpetua a tres ex militares por delitos de lesa humanidad cometidos en una cárcel ilegal que funcionó en la Base Naval de esa ciudad situada a unos 400 kilómetros al sur de Buenos Aires.

Unas 30.000 personas desaparecieron en Argentina durante el último gobierno de facto.