Público
Público

Cadena perpetua para la exministra de la Mujer en Ruanda

Ha sido acusada acusada por la ONU de genocidio y permitir violaciones masivas de mujeres y niñas Tutsis durante el conflicto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pauline Nyiramasuhuko, exministra ruandesa de la Mujer, ha sido condenada este viernes a cadena perpetua por supervisar y ordenar el asesinato de Tutsis y permitir la violación de miles de niñas y mujeres en Ruanda durante la guerra de 1994 que acabó con la vida de más de 800.000 personas.

Así lo ha decidido hoy el Tribunal de Naciones Unidas que está juzgando el genocidio en el país africano y cuyo veredicto contra Nyiramasuhuko es el primero de este tipo contra una mujer en relación con el conflicto.

Según la sentencia, ella, su hijo y cuatro oficiales del Ejército ordenaron y organizaron el asesinato las masacres cometidas en el distrito de Butare, al sur del país.

El Tribunal Criminal Internacional para Ruanda le halló culpable, además, de organizar milicias de Hutus cuyo objetivo debía ser acabar con la población Tutsi en el menor tiempo posible.

Butare se caracterizaba por ser un enclave donde Hutus y Tutsis vivían en comunidad sin problemas y cuando se ordenó la persecución de estos últimos, el entonces responsable del Ejecutivo en el distrito se negó a protagonizar las matanzas.

Fue sustituido, comenzó la masacre y las milicias llegadas desde Kigali, la capital, arrasaron la zona. Nyiramasuhuko está acusada de haber organizado el dispositivo para que esas matanzas tuvieran lugar.

Según la BBC, no es la primera mujer sentenciada por el genocidio, pero sí la primera que es juzgada por el Tribunal Internacional.