Público
Público

Cae el consejero de Seguridad de Pakistán

El general admitió, sin consultar, que un autor del ataque a Bombay es paquistaní

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro paquistaní, Yusuf Raza Gilani, ha cesado a su consejero de Seguridad Nacional por confirmar ante los medios de comunicación, sin haberle consultado, que Ajmal Kasab, el único terrorista capturado vivo en el ataque de Bombay, es un ciudadano paquistaní.

La filtración del general Mahmud Alí Durrani, antiguo embajador de Pakistán en Estados Unidos, a un canal de televisión indio el pasado miércoles le ha costado el cargo y ha puesto en evidencia la falta de unidad en el liderazgo paquistaní con respecto a la respuesta que ofrece frente a la ofensiva diplomática emprendida por India tras los atentados de Bombay.

El cese de Durrani se debe a su 'comportamiento irresponsable' y 'falta de coordinación' en asuntos de seguridad, según un comunicado de la oficina del primer ministro paquistaní.

Más de un mes después de se produjeran los ataques a varios puntos de la capital comercial india, que acabaron con la vida de más de 180 personas, Pakistán reconoció oficialmente el pasado miércoles que Kasab es originario de este país. Hasta ese momento, Islamabad había asegurado que no contaba en su censo con el nombre del terrorista que asaltó junto con otro extremista la estación de trenes Victoria Terminus de Bombay.

Pero este reconocimiento es insuficiente para India. 'Más de un mes después del atentado sigue sin existir la voluntad de llevar a los culpables ante la justicia', afirmó el ministro indio de Asuntos Exteriores, Pranab Mukherjee.

Mientras los medios de comunicación indios han achacado el cese de Durrani a su arrojo por contar una verdad incómoda para Islamabad, los periódicos paquistaníes han ido más allá al afirmar que es un ajuste de cuentas del liderazgo civil paquistaní con el Ejército para dejarle claro quién lleva las riendas del país.

India culpa del ataque del corazón financiero del subcontinente al grupo terrorista paquistaní Lashkar-e-Taiba (LeT), que reclama la pertenencia de la Cachemira india a Pakistán. Al no reconocer Pakistán a LeT como los autores de la masacre, Nueva Delhi se vio obligada el pasado lunes a entregar a Islamabad un dossier elaborado con la ayuda de Estados Unidos que demostraba tal implicación.

El secretario de Estado adjunto estadounidense, Richard Boucher, señaló que Pakistán había llevado a cabo un comienzo 'prometedor' en la investigación de los atentados, pero que 'aún le queda un largo camino para eliminar la amenaza de su suelo'.