Público
Público

Cameron anuncia el despliegue de 16.000 policías en Londres

El primer ministro suspendió sus vacaciones para atajar los actos vandálicos enla capital británica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro británico, David Cameron, desplegará 16.000 policías esta noche en Londres para tratar de atajar los actos vandálicos y saqueos que tienen lugar desde el pasado sábado en la capital británica. Se trata de un aumento espectacular de agentes, teniendo en cuenta que la pasada madrugada sólo había activos 5.700 policías en la capital, tal y como explicó esta mañana Scotland Yard.

La violencia en la capital británica se extendió el pasado sábado, después de una manifestación pacífica por la muerte de Mark Duggan, un joven de 29 años del barrio de Tottenham, a manos de la Policía.

Cameron, que ha suspendido sus vacaciones en la Toscana, reunió esta mañana al gabinete Cobra para buscar una solución a los disturbios.

El premier mostró toda su solidaridad con los vecinos y dueños de tiendas y comercios que han sido saqueadas y mandó un mensaje directo para los grupos de jóvenes que han sembrado el caos en algunos barrios de la capital las últimas noches: 'Si sois lo suficiente mayores para ometer estos delitos, también lo sois para enfrentaros a todo el peso de la ley', dijo. 'No estáis destrozando las vidas de los demás sino que estáis destrozando vuestro propio futuro', añadió.

Cameron aseguró que el número de detenidos hasta ahora es de 450 personas, y que 'habrá muchas más detenciones en las próximas horas'.

El anuncio de Cameron, que supone casi triplicar el número de policías en las calles londinenses esta noche, le vendrá muy bien a la ministra de Interior, Theresa May, que lleva varios días sufriendo presiones para que despliegue al Ejército o utilice cañones de agua a presión para reprimir los disturbios, algo que hasta ahora sólo se había utilizado en Irlanda del Norte.

Las peticiones de un mayor uso de la fuerza se multiplicaron entre vecinos y comerciantes desde el sábado, pero esta mañana May trató de dejar bien claro que no se recurrirá a nada de eso: 'Nuestra Policía no usa cañones de agua, nuestra Policía actúa con el consentimiento de las comunidades', repetía sin cesar la ministra en todos los programas de televisión en los que ha sido entrevistada (al menos tres).

El diputado conservador Patrick Mercer dijo ayer que 'es extraño que sí que estén dispuestos a usar este tipo de medidas contra los irlandeses y cuando se trata de ingleses den un paso atrás. Si la Policía quiere cañones de agua entonces deberían poder usarlos. Yo mismo lo he usado y me parece muy efectivo'.

Sin embargo, May es posiblemente consciente al hablar de 'las comunidades' que un aumento de la violencia policial en estas zonas de la capital podría multiplicar los disturbios. La presión de la Policía en barrios como Tottenham, Hackney o Peckham es excesiva en algunas ocasiones y se ha mostrado inefectiva contra la criminalidad.

Hasta ahora los actos vandálicos están siendo cometidos por grupos de adolescentes que se dedican a saquear tiendas, pero si la Policía Metropolitana aumenta su fuerza puede despertar unos sentimientos de marginación y violencia hasta ahora dormidos.