Publicado: 11.05.2015 20:40 |Actualizado: 11.05.2015 21:01

Cameron incorpora a su Gobierno a Boris Johnson, el polémico alcalde de Londres

El reelegido primer ministro mantiene a los principales miembros de su anterior equipo en su nuevo Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Boris Johnson, alcalde de Londres. /EFE

Boris Johnson, alcalde de Londres. /EFE

El primer ministro británico, David Cameron, anunció hoy la composición definitiva de su nuevo gabinete de Gobierno, en el que mantiene a los principales ministros y al que se incorpora el alcalde de Londres, Boris Johnson, sin cartera.

Cameron, que el viernes ya había ratificado en el cargo a los responsables de Economía, Asuntos Exteriores, Interior y Defensa, anunció que Jeremy Hunt continuará al frente de Sanidad, Iain Duncan Smith en Trabajo y Pensiones, Nicky Morgan en Educación y Patrick McLoughlin en Transportes.



Entre las novedades desveladas hoy, el Ministerio de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes estará dirigido a partir de ahora por John Whittingdale, un conservador crítico con la tasa que pagan los británicos para financiar la cadena pública BBC, que estará a cargo de las negociaciones para renovar sus estatutos.

Whittingdale releva en el puesto a Sajid Javid, que pasa a ocupar la cartera de Empresa, hasta ahora en manos del liberaldemócrata Vincent Cable.

Gracias a la mayoría absoluta que obtuvieron en las urnas contra todo pronóstico, los conservadores gobernarán en solitario por primera vez en 18 años

Gracias a la mayoría absoluta que obtuvieron en las urnas contra todo pronóstico, los conservadores gobernarán en solitario por primera vez en 18 años, por lo que Cameron ha reemplazado a los liberaldemócratas que ocuparon puestos en el Ejecutivo de coalición en la pasada legislatura.

El hasta ahora jefe del Tesoro, Danny Alexander, será relevado por Greg Hands, que ha actuado de secretario parlamentario del ministro de Economía, George Osborne, mientras que Edward Davey abandona Energía y Cambio Climático para dejar paso a Amber Rudd, parlamentaria conocida por sus posiciones favorables a las políticas medioambientales.

David Mundell sustituye al también liberaldemócrata Alistair Carmichael en el Ministerio para Escocia al inicio de una legislatura en la que los nacionalistas escoceses mantendrán un peso inédito en la Cámara de los Comunes -han pasado de 6 a 56 diputados- y en la que Cameron se ha comprometido a traspasar nuevas competencias al Parlamento autónomo de Holyrood (Edimburgo).

Mundell, que hasta ahora había ocupado cargos de menor rango en el mismo ministerio, es el único diputado conservador por una circunscripción en Escocia, donde el Partido Nacionalista Escocés (SNP) ha ganado todos los escaños reservados para la región en la Cámara de los Comunes, excepto tres.

Entre quienes pasaron durante la jornada por el número 10 de Downign Street para reunirse durante unos minutos con el primer ministro está además Boris Johnson, que ha obtenido en estas elecciones un escaño en el Parlamento por la circunscripción londinense de Uxbridge.

El actual alcalde de Londres, uno de los nombres que se barajan para relevar a Cameron al término de esta legislatura, continuará al frente del ayuntamiento de la capital británica durante el año que le queda de mandato.

Cameron ha querido reconocer el peso de Johnson en el partido asegurando su presencia en las reuniones del gabinete de Gobierno, si bien no tendrá por el momento ninguna cartera ministerial.

El Ejecutivo británico contará en esta legislatura con seis ministras: Theresa May, que sigue en Interior; Lizz Truss, que continúa en Desarrollo Internacional; Theresa Villiers, ministra para Irlanda del Norte; Rudd en Energía y Cambio Climático y Nicky Morgan, que seguirá en Educación.

En el Ministerio de Justicia, Cameron ha recuperado a Michael Gove, al que había apartado de Educación en julio de 2014 tras haber sufrido enfrentamientos con sectores del profesorado en el Reino Unido y otros miembros del Gobierno.

En el núcleo duro del Ejecutivo continúan los colaboradores más cercanos de Cameron, el primero de ellos George Osborne, que seguirá al frente de Economía y ha sido ascendido a "número dos" del gabinete al ocupar el cargo de primer secretario de Estado, un título simbólico que le equipara a un viceprimer ministro, responsabilidad que era hasta ahora del liberaldemócrata Nick Clegg.

La seguridad interior volverá a estar en manos de May, que ha liderado en la pasada legislatura la lucha contra la radicalización religiosa en el Reino Unido y ha promulgado medidas para evitar el regreso al país de extremistas que han luchado con los yihadistas en Oriente Medio.

También continúa en su puesto Michael Fallon, titular de Defensa, y Philip Hammond, un político de perfil euroescéptico que liderará las negociaciones con la Unión Europea (UE) desde el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Hammond jugará un papel relevante en una legislatura en la que Cameron se ha comprometido a renegociar las relaciones con Bruselas antes de convocar un referéndum sobre la permanencia o no del Reino Unido en el bloque europeo.