Publicado: 10.08.2015 09:19 |Actualizado: 10.08.2015 09:19

Cameron perseguirá a las empresas que contraten inmigrantes irregulares

El Ejecutivo británico prevé iniciar en otoño una campaña de inspecciones en compañías de construcción, atención domiciliaria y servicios de limpieza.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
El 'premier' británico David Cameron anunció el viernes en Kuala Lumpur, donde se encuentra en viaje oficial, medidas más duras contra la inmigración. REUTERS

El 'premier' británico David Cameron anunció el viernes en Kuala Lumpur, donde se encuentra en viaje oficial, medidas más duras contra la inmigración. REUTERS

LONDRES- El Gobierno del Reino Unido anunció este lunes que planea endurecer las medidas contra las empresas y particulares que contraten a inmigrantes irregulares. "Los empleadores tramposos que dan trabajo a inmigrantes ilegales están negando el empleo a los ciudadanos británicos y los inmigrantes legales, además de contribuir a bajar los salarios", afirmó el secretario de Estado de Inmigración, James Brokenshire.

El Ejecutivo del primer ministro conservador David Cameron prevé iniciar en otoño una campaña de inspecciones en compañías de construcción, atención domiciliaria y servicios de limpieza. "La experiencia nos dice que las empresas que son proclives a quebrantar las normas de empleo también lo son para romper la normativa de seguridad y pagar menos impuestos", dijo Brokenshire.



"Por ese motivo, vamos a utilizar toda la fuerza de la maquinaria del Gobierno para golpearles desde todos los ángulos y acabar con la ventaja injusta que disfrutan aquellos que ofrecen trabajo a inmigrantes ilegales", añadió el secretario de Estado.

Sus palabras llegan después de que el ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, dijera durante una visita a Singapur que la inmigración proveniente de África supone un riesgo para los estándares de vida y la estructura social de los países europeos.

"La brecha entre el nivel de vida de Europa y África hace que siempre habrá millones de africanos que tratarán de llegar a Europa por motivos económicos", afirmó Hammond.

Nueva 'Lampedusa' en el Canal

El intento por parte de cientos de inmigrantes de cruzar al Reino Unido desde Francia a través del túnel del canal de la Mancha ha levantado polémica en las islas británicas en las últimas semanas. "Mientras haya un gran número de inmigrantes bastante desesperados merodeando por la zona, siempre habrá una amenaza para la seguridad del túnel", afirmó el ministro.

Para Hammond, la solución al problema pasa por "ser capaces de retornar a aquellos que no tienen derecho de reclamar asilo a sus países de origen". Tres de los candidatos a liderar el Partido Laborista, primero de la oposición en el Reino Unido, criticaron las declaraciones de Hammond.

Yvette Cooper las describió como "alarmistas", Liz Kendall calificó su lenguaje como "deshumanizante" y Jeremy Corbyn afirmó que sus comentarios están basados en el "prejuicio" y la "hostilidad.