Público
Público

Cameron presenta los recortes sociales como una idea "radical"

Comienza un congreso 'tory' dominado por el descenso del gasto público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El horizonte económico al que se enfrenta Gran Bretañaes lo bastante tenebroso como para que David Cameron haya querido iniciar el congreso anual de su partido con un mensaje optimista. En varias entrevistas, el primer ministro ha dicho que los conservadores 'no van a abandonar el centro' de la vida política en su intento por acabar con el déficit presupuestario en una sola legislatura.

Cameron defendió la reforma del Estado del bienestar a la que llamó 'radical' para cuadrar las cuentas del Estado al ser la única forma de poner fin a los abusos. Los conservadores quieren reformar un sistema que en la práctica penaliza a las personas que reciben subsidios del Estado, pero que se arriesgan a perderlos si encuentran un empleo con un sueldo bajo.

'A largo plazo, los planes ahorrarán una cantidad inmensa de dinero, porque acabarán con el fraude, los errores y el derroche de fondos, y porque siempre merece la pena que la gente trabaje', dijo Cameron.

Los ministerios de Hacienda y Trabajo llevan semanas negociando los recortes que debe afrontar el sistema de ayudas sociales. Han alcanzado un principio de acuerdo por el que Trabajo recibirá otros 3.000 millones de libras para poner en marcha la reforma a cambio de recortes similares en varias partidas.

Ahora se estudia dónde se aplicará la tijera. Según The Sunday Times, dos millones de familias pueden perder las ayudas por hijo cuando este cumpla los 16 años, en vez de los 18 como ocurre en estos momentos. Por ahí se ahorra-rían 2.000 millones. El objetivo de las ayudas, por las que una familia puede llegar a recibir hasta 1.200 euros al año, es incentivarles para que los hijos continúen estudiando al menos hasta la mayoría de edad.

El ahorro será aún mayor si se limitan los subsidios por hijo a las familias de rentas bajas y se deja fuera a la clase media.

Los laboristas saben que ese recorte supondrá un fuerte recorte para los ingresos familiares de las clases bajas: 'El Gobierno está preparando un asalto masivo contra las familias. Recortar las ayudas castigará a los padres que trabajan duro para que sus hijos permanezcan en el colegio', dijo ayer la ex ministra Yvette Cooper.

El ministro de Trabajo, Iain Duncan Smith, aspira a que las personas que reciben subsidios se vean forzadas a aceptar un empleo con la amenaza de quedarse sin la ayuda. En Reino Unido se calcula que casi un millón y medio de personas han estado recibiendo subsidios de paro en nueve de los últimos diez años.

A Cameron se le han atragantado los recortes previstos en el Ministerio de Defensa. Hace unos días, se filtró una carta de su ministro, Liam Fox, enviada a Downing Street, en la que Fox amenazaba con 'consecuencias gravísimas' en la defensa del país si se llevaban a cabo los recortes.

Fox lo quiere todo. Pretende que continúe la construcción de dos portaaviones, que suponen miles de puestos de trabajo, y que se ponga en práctica la modernización del programa Trident' de armas nucleares.

Nadie sabe cómo acabará este conflicto. Aplazar los cambios del Trident' a la próxima legislatura puede suponer la dimisión de Fox y el enfado del sector derechista del partido. De momento, Cameron se limita a echar las culpas al legado de los gobiernos laboristas.