Publicado: 31.07.2016 18:00 |Actualizado: 31.07.2016 18:00

Un cardenal peruano justifica los abusos de niñas porque "la mujer se pone como en un escaparate, provocando"

El arzobispo de Lima dijo en su programa de radio que en la prevención de esto existe una "tarea importante" de los padres de familia, los colegios y los medios de comunicación, a los que pidió "no utilizar tan fácilmente la atracción sexual como un producto comercial"

Publicidad
Media: 2.64
Votos: 14
Comentarios:
El cardenal Juan Luis Cipriani, presbítero de San Camilo de Lelis y arzobispo de Lima. WIKIPEDIA

El cardenal Juan Luis Cipriani, presbítero de San Camilo de Lelis y arzobispo de Lima. WIKIPEDIA

LIMA.- El cardenal peruano, Juan Luis Cipriani, causó este sábado polémica tras declarar que en los medios de comunicación "muchas veces la mujer se pone como en un escaparate, provocando", y atribuir esa actitud al uso de la atracción sexual "como un producto comercial."

El también arzobispo de Lima criticó en su programa de radio sabatino a "esos medios de comunicación que constantemente difunden violencia, violencia también contra la mujer y también que difunden ese abuso del cuerpo, como atracción física carnal en horarios y de maneras muy sutiles".

Aseguró que, con eso, "van creando toda una situación que luego las estadísticas nos dicen que hay abortos de niñas, pero no es porque hallan abusado de las niñas, son muchas veces porque la mujer se pone como en un escaparate, provocando."

La congresista izquierdista Indira Huilca afirmó en su cuenta en la misma red social que "nadie tiene derecho de abusar de una mujer." "No hay justificación válida. Cipriani hace apología a la violencia en un país de violadores", enfatizó

Cipriani dijo que considera que en la prevención de esto existe una "tarea importante" de los padres de familia, los colegios y los medios de comunicación, a los que pidió "no utilizar tan fácilmente la atracción sexual como un producto comercial." Tras difundirse sus declaraciones, el legislador Alberto de Belaunde, del movimiento gobernante Peruanos por el Kambio, dirigió un mensaje a Cipriani en Twitter para decirle: "Señor cardenal: En los casos de violencia contra la mujer solo hay un responsable: el victimario."

El congresista fujimorista Daniel Salaverry consideró, también en en un mensaje en Twitter, que "son inaceptables (las) declaraciones de Cipriani. En un país con altos índices de violencia contra la mujer."

La congresista izquierdista Indira Huilca afirmó en su cuenta en la misma red social que "nadie tiene derecho de abusar de una mujer." "No hay justificación válida. Cipriani hace apología a la violencia en un país de violadores", enfatizó.



Tras la ola de críticas, el Arzobispado de Lima emitió una nota de prensa para referirse a "las interpretaciones que han surgido en las redes sociales y en algunos medios de comunicación sobre las palabras del cardenal Juan Luis Cipriani."

Enfatizó, en ese sentido, que "nada justifica una agresión a una mujer" y que "el cardenal pidió a los medios de comunicación mayor responsabilidad en su presentación de la imagen de la mujer."

"La distorsión que hacen al presentar a la mujer, con reiterada frecuencia y en cualquier horario, como un objeto sexual, es inaceptable. La cosificación de la mujer es una de las causas de la creciente violencia. Asimismo el cardenal reitera su firme rechazo a la violencia contra las mujeres", dijo.

"El cardenal pide a los medios de comunicación que no expongamos a nuestros niños y niñas a estos depravados sexuales" y que se denuncien "con firmeza estas campañas que buscan tergiversar el mensaje de la iglesia, que tiene como uno de sus principales principios la defensa de los más débiles", agregó.

"El Arzobispo de Lima lamenta que sus palabras hayan podido interpretarse erróneamente y hace un ferviente llamado a que se proteja a todas las niñas y mujeres del Perú", concluyó.

El jueves pasado, durante la misa y tedeum con el que se despidió Ollanta Humala de la Presidencia de Perú, Cipriani criticó la "ideología de género" que, según aseguró hoy, "rompe la estructura de la sociedad que está formada por hombres y mujeres".