Publicado: 15.10.2012 17:00 |Actualizado: 15.10.2012 17:00

Carromero, condenado a cuatro años de cárcel por el accidente de Payá

Un juzgado cubano rebaja en tres años la pena que había solicitado la Fiscalía por un delito de homicidio. El dirigente de Nuevas Generaciones del PP sufrió un accidente de tráfico en julio en el que murieron los opos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Justicia cubana ha condenado al joven español Ángel Carromero a cuatro años de prisión por un delito de homicidio en el accidente de tráfico en el que murieron los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero, informó hoy la web oficial Cubadebate. La sentencia de la Sala Primera de lo Penal del Tribunal Provincial de Granma rebaja en tres años la pena de siete que solicitó la Fiscalía cubana en el juicio a Carromero, celebrado el pasado 5 de octubre en la ciudad de Bayamo, en el oriente de la isla.

"Atendiendo a la gravedad de los hechos, en que se produjo la lamentable muerte de dos personas como consecuencia de la conducta imprudente de Carromero Barrios, el tribunal le impuso la sanción de cuatro años de privación de libertad", señala la nota divulgada por Cubadebate.

Esta decisión judicial podrá ser impugnada tanto por el acusado como por el fiscal mediante recurso de casación ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo Popular. Ángel Carromero, un dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular en Madrid, conducía el coche de alquiler que el pasado 22 de julio sufrió un accidente de tráfico en las cercanías de Bayamo. En el vehículo viajaban los cubanos Oswaldo Payá, de 60 años y líder del opositor Movimiento Cristiano Liberación (MCL), y Harold Cepero, también de ese grupo, que fallecieron a consecuencia del impacto contra un árbol.

Otro de los viajeros era el sueco Jens Aron Modig, líder de las Juventudes Democristianas de su país, que como Carromero resultó herido leve y que unos días después del accidente fue autorizado a abandonar la isla.

El juicio contra Carromero se celebró el pasado 5 de octubre en Bayamo, donde la fiscalía mantuvo su petición de siete años de prisión mientras que la defensa del joven solicitó su libre absolución.

La familia de Payá siempre ha cuestionado la versión oficial del accidente de tráfico y no presentó cargos contra Carromero al considerarlo inocente. 

El dirigente de Nuevas Generacioens, que había sido multado por exceso de velocidad en 2010 y al que se le retiró su carne de conducir en mayo tras perder todos los puntos por varias infracciones, se había declarado inocente.