Público
Público

El cártel mexicano La Familia está en decadencia, dice uno de sus jefes

"La organización va en decadencia, está ya muy mal estructurada y ya no hay mucho personal", dijo ayer su jefe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'La organización va en decadencia, está ya muy mal estructurada y ya no hay mucho personal'. Eso declaró ayer a la policía mexicana Sergio Moreno, más conocido como El Amarillo, uno de los jefes del cártel La Familia Michoacana, detenido el lunes.

Sus palabras confirman la crisis actual de la organización, cercada por la policía, y que mandó la semana pasada un comunicado en el que propone disolverse 'siempre y cuando el Gobierno tomase el control del Estado de Michoacán y velara por la seguridad de sus ciudadanos'.

Moreno alegó que, con el comunicado, La Familia tenía una doble intención: 'Limpiar la imagen' de la organización criminal ante la sociedad y en especial del capo, Servando Gómez, La Tuta, y ejercer presión para que la Policía Federal deje de perseguirles.

Moreno es el cuarto jefe de la zona costera oeste de México detenido en un año y medio. Al igual que muchos otros narcotraficantes, Moreno fue agente de policía durante 12 años hasta que se le suspendió del cargo por dar positivo en un control de consumo de drogas.

Estuvo siete años preso tras ser detenido con siete toneladas de marihuana. Ingresó en La Familia, tras salir de la cárcel en 2008, de la mano de otro ex policía. Se le atribuye el control de la extorsión y cobro de 'cuotas' pagos por trabajar en sus locales a comerciantes.

Junto a El Amarillo, la policía detuvo a cuatro de sus colaboradores. El Ministerio de Seguridad Pública también ha anunciado la detención de Édgar Camacho, alias El Dorado, presunto miembro del cártel de Sinaloa en Ciudad Juárez, en la frontera con Estados Unidos.

DISPLAY CONNECTORS, SL.