Público
Público

La Casa Blanca se plantea contactar con el pastor para frenar sus planes

Terry Jones asegura que se lo replantearía si el Pentágono se pone en contacto con él

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Casa Blanca valora la posibilidad de ponerse en contacto con el pastor que amenaza con quemar ejemplares del Corán el próximo sábado, con motivo del aniversario del 11-S. Así lo ha expresado el portavoz del Pentágono, Geoff Morrel.

A pesar de los llamamientos a través de los medios de comunicación que los altos funcionarios estadounidenses han realizado, el pastor Terry Jones se mantiene inamovible en su iniciativa.

No sólo los miembros del Gobierno americano han advertido de las represalias, también lo han hecho autoridades del FBI y el organismo de policía internacional, Interpol. También ha habido por parte de la Casa Balnca una crítica a la actuaciónd e los medios de comunicación por la atención que le están prestando a tal idea.

El pastor, líder de la pequeña iglesia protestante en Gainesville, Florida, ha declarado que 'reconsideraría' su iniciativa si la Casa Blanca así se lo pidiera. 'Definitivamente, eso nos haría reconsiderarlo', afirmó en declaraciones al periódico norteamericano 'USA Today'. En este sentido, añadió Jones, de 58 años de edad, añadió que una llamada del Gobierno 'no es algo que uno pueda ignorar'.

Jones niega que su polémico 'día internacional de quemar un Corán' se haya gestado buscando publicidad o beneficio económico. 'No pondría en riesgo mi vida sólo por publicidad. Cuando decidimos esto, no teníamos ni idea de que atraería tanta atención', señaló. De hecho, anunció que la medida podría reportarle pérdidas económicas a la congregación porque 'probablemente' algunos de sus miembros la abandonarán.

El Gobierno de Estados Unidos y gran parte de la comunidad internacional han condenado los planes de Jones, ante el temor de que genere una ola de violencia como ya ocurriese con la publicación de caricaturas de Mahoma en Europa.

España se ha unido a la condena de esta iniciativa, considerándola un 'ultraje' contra los musulmanes y una 'provocación' para quienes defienden la libertad religiosa y promueven el entendimiento entre culturas, según informa en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. 

Uno de los últimos en sumarse a las condenas contra el pastor ha sido precisamente el presidente norteamericano, Barack Obama, porque la acción podría suponer un 'filón' de reclutamiento para Al Qaeda y generar una ola de violencia en países como Pakistán o Afganistán.

También Interpol emitió una alerta global para prevenir de la 'alta posibilidad' de que se produzcan 'ataques violentos' a consecuencia de la iniciativa del pastor Terry Jones.