Publicado: 31.08.2014 10:31 |Actualizado: 31.08.2014 10:31

Cascos azules filipinos logran escapar en la noche de los rebeldes sirios tras combatir 7 horas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 72 "cascos azules" filipinos consiguieron escapar del cerco que habían formado rebeldes sirios en sus campamentos en los Altos del Golán tras combatir durante siete horas, indicaron hoy fuentes militares en Filipinas.

"Aunque eran menos en número, consiguieron escapar de los rebeldes en medio de la noche cuando los rebeldes estaban durmiendo", dijo el jefe de las Fuerzas Armadas filipinas, el general Gregorio Catapang, según el diario local Inquirer.

El pasado jueves, rebeldes sirios, incluidos miembros del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, atraparon a 44 cascos azules fiyianos desplegados en los Altos del Golán, entre Siria e Israel, y pidieron al contingente filipino que entregaran las armas, pero éste se negó.

Según Catapang, los insurgentes atacaron dos posiciones filipinas de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación en los Altos del Golán (UNDOF) el sábado.

Los insurgentes sirios atacaron con armas ligeras y una metralleta antiaérea la posición 69, donde 32 soldados filipinos respondieron al ataque y pudieron escapar, gracias a que contaban con carros blindados y con la ayuda del Ejército sirio y un contingente irlandés de la ONU.

Más adelante, un centenar de militantes dispararon contra la posición 68, donde había 40 "cascos azules" filipinos, que combatieron durante siete horas y aprovecharon un alto el fuego para escapar en la medianoche del sábado."No hubo bajas en nuestras tropas", señaló Catapang, quien desconocía si hubo heridos o muertos por parte de los rebeldes.

El general indicó que los soldados filipinos se encuentran sanos y salvos en el campamento Ziouani de la UNDOF y que permanecerán en los Altos del Golán hasta finalizar su mandato en octubre.

Los militares filipinos afirmaron que también recibieron auxilio de Estados Unidos, Qatar e Israel, pero no precisaron de qué tipo.

En un comunicado de prensa, el Consejo de Seguridad condenó el sábado "los continuos ataques" contra ese contingente de paz situado en la frontera de Siria con Israel, así como la detención de los 44 efectivos y las restricciones para desplazarse que sufre la UNDOF.

"Los miembros (del Consejo de Seguridad de la ONU) exigieron la inmediata e incondicional puesta en libertad de estas fuerzas de paz, así como que se garantice su libre tránsito", dice la nota difundida por ese órgano de la ONU.

El año pasado, varios soldados filipinos fueron secuestrados por rebeldes sirios, pero fueron liberados sin sufrir ningún daño.

La Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación en los Altos del Golán (UNDOF) fue creada el 31 de mayo de 1974 a fin de supervisar el acuerdo de Siria e Israel, para la retirada de los Altos del Golán y vigilar que se mantiene el cese al fuego acordado entre las partes.

Este destacamento está integrado por 1.223 efectivos de seis países (Fiji, India, Irlanda, Nepal, Holanda y Filipinas), de acuerdo con los datos de finales de julio.