Público
Público

Castro aparta del poder a dos pesos pesados en Cuba

Sustituye al vicepresidente, al ministro de Asuntos Exteriores y al de Economía, además de fusionar varios ministerios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Cuba, Raúl Castro, aprobó este lunes una profunda reforma del Gobierno con la fusión de varios ministerios y la sustitución de algunos de sus titulares, entre ellos los de Exteriores, Felipe Pérez Roque, y Economía, José Luis Rodríguez.

Además, el vicepresidente Carlos Lage, el jefe de gabinete durante muchos años y considerado el arquitecto de las reformas económicas que hicieron subsistir a la isla tras el colapso de la Unión Soviética, es sustituido como secretario ejecutivo del Consejo de Ministros por José Amado Ricardo Guerra, hasta ahora jefe de la Secretaría del ministro de las Fuerzas Armadas. Lage, de 57 años, mantiene no obstante la vicepresidencia del Consejo de Estado, cargo que mantiene desde 1994.

Un comunicado del Consejo de Estado leído por la televisión explicó que la decisión se tomó ayer, “en consonancia” con el anuncio de Raúl Castro en su asunción presidencial, el 24 de febrero del 2008, de reducir y reestructurar la Administración del Estado.

La reorganización, sin precedentes, implica el cambio de 11 ministros y la fusión de cuatro carteras en otros dos nuevos ministerios, así como la salida del Gobierno de uno de los doce vicepresidentes del Consejo de Ministros, Otto Rivero.

De acuerdo con la nota oficial, se acordó “liberar al compañero Felipe Pérez Roque de sus responsabilidades como ministro de Relaciones Exteriores”. Le sustituirá el actual viceministro Bruno Rodríguez Parrilla.

La salida de Pérez Roque, de 43 años, que ha sido una de las figuras más visibles del Gobierno cubano y ha sido titular de Exteriores durante una década, se produce a pesar de una serie de éxitos en la política exterior cubana y en un momento en que el régimen está a la espera de ver qué movimientos hace el nuevo presidente estadounidense Barack Obama, y especialmente si suaviza el embargo que aplica sobre la isla desde hace más de 30 años.

El hasta ahora ministro de Economía, José Luis Rodríguez, era también vicepresidente del Consejo de Ministros, y los dos cargos pasarán a ser responsabilidad de Marino Murillo, hasta ahora ministro de Comercio Interior.

Una de las promesas de Raúl Castro cuando asumió el poder el 24 de febrero de 2008, fue hacer un gobierno más ágil y operativo. Pero su toma de posesión despertó grandes expectativas en la isla sobre la posibilidad de reformas económicas y una apertura política.

Las reformas económicas han sido leves, y la crisis global, junto con el paso por la isla, el pasado agosto, de tres huracanes que generaron pérdidas de 10.000 millones de dólares, han contribuido a que se metan en el congelador cambios anunciados en 2008 como la eliminación de topes salariales o la política migratoria.

La reforma gubernamental también implica la fusión de los Ministerios de Comercio Exterior y el de Inversión Extranjera, que son puestos bajo las órdenes de Rodrigo Malmierca, y los de la Industria Alimenticia e Industria Pesquera en una sola cartera, a cargo de María Concepción González, ex miembro del Secretariado del Partido.

Al frente del Ministerio de Ciencia y Medioambiente fue nombrado José Miyar Barrueco. También sufren cambios los Ministerios de Finanzas, Comercio Interior, Trabajo e Industria. El comunicado deja abierta la puerta a nuevos cambios. “Se convino en la necesidad de continuar estudiando la estructura del gobierno con el objetivo de reducir gradualmente su envergadura y elevar su eficacia”, señala.