Público
Público

CATALUNYA Donald Tusk pide a Rajoy que "favorezca la fuerza de los argumentos, no los argumentos de la fuerza"

El presidente del Consejo Europeo, uno de los primeros líderes en responder a la decisión del Parlament, recuerda que España seguirá siendo el único interlocutor para la Unión Europea. El líder del Sinn Féin, el presidente de Colombia y el primer ministro belga, han sido otros de los líderes que se han pronunciado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. /EFE

Tras la aprobación de la Declaración Unilateral de Independencia por el Parlament, han comenzado a producirse las primeras reacciones internacionales.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha tomado la iniciativa y ha sido el primero en manifestarse públicamente. Lo ha hecho a través de su cuenta personal de Twitter, donde ha expresado que para la Unión Europea, España seguirá siendo el "único interlocutor" y ha afirmado que "nada cambia". A su vez, ha pedido al Gobierno español que "favorezca la fuerza de los argumentos, no los argumentos de la fuerza"

Poco después, Carles Puigdemont ha respondido: "Como usted sabe, los catalanes siempre favorecen la fuerza de los argumentos". A lo que posteriormente ha añadido: "Catalunya es y será tierra de libertad. Al servicio de las personas. En los momentos difíciles y en los momentos de celebración. Ahora más que nunca".

Al líder del Consejo Europeo se han ido sumado nuevas declaraciones con diversidad de opiniones:

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha publicado que "Catalunya es una parte integral de España" y ha anunciado que el gobierno estadounidense "apoya las medidas adoptadas por el Ejecutivo español para mantener a España fuerte y unida", manteniéndose acorde con anteriores opiniones.

Por otro lado, Gerry Adams, presidente del partido nacionalista irlandés Sinn Féin, ha manifestado en un comunicado que la declaración de independencia efectuada por el Parlamento catalán es un "paso histórico" hacia el establecimiento de un "Estado".

Ha invitado a España a que aproveche la "oportunidad de diálogo" que ha supuesto la decisión del Parlament, la cual opina que "debe ser respetada".

"Quiero expresar mi solidaridad con el pueblo de Catalunya en este día histórico. Creo que ahora el Gobierno español debe acordar el establecimiento de un proceso de mediación internacional para seguir adelante", ha expresado Adams.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha declarado en una rueda de prensa su "respaldo a la posición de España" a la vez que ha demandado "una España unida" pues es "lo que a España le conviene y al mundo le conviene".

Charles Michel, primer ministro belga, ha abogado por una una solución "pacífica" de acuerdo al "orden nacional e internacional", apuntando que "una crisis política solo puede ser resuelta a través del diálogo".

A lo que el president le ha respondido por la misma red social que "el diálogo siempre será nuestra elección" cuando se trate de resolver "situaciones políticas y lograr soluciones pacíficas."

El Gobierno de Alemania, al igual que el estadounidense, ha mostrado su apoyo a las medidas adoptadas por el Gobierno de España. 

Así lo ha confirmado mediante comunicado el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, subrayando su defensa del "orden constitucional", a la vez que subrayó que la "soberanía y la integridad territorial de España son y se mantienen inviolables".

Ha finalizado el comunicado expresando su deseo de que "los afectados aprovechen todas las oportunidades para el diálogo y la distensión".

Italia se ha sumado a la negativa de aceptar la declaración de independencia catalana, tal y como ha afirmado el ministro de Exteriores italiano, Angelino Alfano, a la vez que calificando la decisión del Parlament como "gesto gravísimo y fuera del marco de la ley".

A su vez, han declarado "una firme condena y, al mismo tiempo, el deseo de que se pueda restablecer el diálogo en el respeto de la Constitución española". Bajo el pretexto de "ahorrar a la población una escalada de la tensión, alejada de un país unido y de fuerte impronta europeísta como España".

Reino Unido también ha proclamado que "no reconoce ni reconocerá" la decisión que añade "está basada en una votación que fue declarada ilegal por tribunales españoles".

"Seguimos queriendo ver cómo se preserva el imperio de la ley, se respeta la Constitución española y se mantiene la unidad de España", ha señalado la primera ministra británica, Theresa May.

Sin embargo, la parlamentaria del Partido Nacionalista Escocés (SNP), Fiona Hyslop, ha expresado que el Ejecutivo autónomo escocés "comprende y respeta la posición del Gobierno de Cataluña" y ha sostenido que el respeto a "la democracia y a la legalidad" es la solución a Catalunya.

"Mientras que España tiene el derecho de oponerse a la independencia, los catalanes deben poder determinar su propio futuro", considera Hyslop

El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjørn Jagland, ha criticado cualquier declaración unilateral de independencia porque va contra el orden constitucional, y ha insistido en la defensa de la unidad de España.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Jagland ha escrito: "Se tiene que proteger la unidad de España", en medio de una crisis que se tradujo ayer en la declaración de independencia por el Parlamento catalán. El ex primer ministro noruego ha añadido que "cualquier acción unilateral por la independencia va en contra de lo que creo: el orden constitucional".

Suiza ha afirmado que las aspiraciones secesionistas de Catalunya deben abordarse "dentro del orden constitucional español" y que respeta "plenamente la soberanía" de España, al tiempo que ha apostado por el diálogo como medio para la resolución pacífica de problemas y conflictos.

"El ministerio de Asuntos Exteriores de la Confederación Helvética toma nota de la declaración unilateral de independencia de Catalunya", ha señalado a Efe el portavoz George Farago. "Las aspiraciones independentistas de Catalunya son un asunto interno de España que deben abordarse dentro del orden constitucional de España", ha recalcado en una declaración por escrito el portavoz.

El Gobierno griego ha rechazado la declaración unilateral de independencia de Catalunya, ha apoyado la "integridad territorial de "España" y se ha mostrado partidario de un diálogo dentro del marco constitucional.

"Las acciones unilaterales no pueden ser aceptadas", ha señalado el portavoz del Gobierno griego, Dimitris Tsanakópulos, en un comunicado, en el que ha recalcado que Grecia apoya "plenamente" la integridad territorial y la "cohesión" de España. Al mismo tiempo, ha afirmado que el Gobierno de Atenas respalda cualquier iniciativa abocada a "restablecer el diálogo democrático en el marco de la Constitución española".