Publicado: 13.12.2013 18:22 |Actualizado: 13.12.2013 18:22

Cayo Lara invoca a la unidad de la izquierda "para combatir esta locura incompatible con la democracia"

El coordinador federal de Izquierda Unida abre el Congreso del PIE augurando que pueda ser el primer paso para "hablar de la tumba de la Troika"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Haciendo un paralelismo con el ¡No pasarán! que los comunistas gritaban durante el asedio de las tropas franquistas a Madrid, Cayo Lara ha comenzado su discurso de bienvenida en el IV Congreso del Partido de la Izquierda Europea (PIE) pidiendo a las 33 formaciones alternativas que se congregan desde este viernes en Madrid que revivan ese eslogan y  que, con un discurso y un objetivo común, lo empleen para "combatir esta locura, ese capitalismo salvaje incompatible con la democracia" que encarna la Troika (Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional y Comisión Europea).

"Nos toca conseguir que este congreso del PIE sirva para dar un paso adelante para que un día podamos hablar de la tumba de la Troika", dijo Lara, quien pidió en varias ocasiones que, pese a las diferencias que separan a las fuerzas de la izquierda, se pongan todos a trabajar por "un frente común contra un enemigo común: el neoliberalismo, la doctrina de la derecha política y económica" cuyo elemento vertebrador son "los intereses del capital". "Sé que tenemos muchas diferencias pero ¿por qué será que la derecha económica nunca las tiene?", se preguntó.

Frente a los 33 partidos que componen el PIE, Lara repasó algunos de los males que afectan a los europeos y llamó a la organización de las izquierdas para "conquistar la democracia para la ciudadanía". una ciudadanía que está sufriendo, según el líder de IU, un ataque generalizado que se ve plasmado en el aumento de las desigualdades de manera alarmante: "Como en las guerras, siempre hay quien hace negocio con la miseria de la gente".

"Aparentemente estamos muy lejos, pero no podemos no forjar esa alternativa de la izquierda porque, si no, significará que seguirán ganando terreno los de siempre". Y por los de siempre se entiende "socialdemócratas, conservadores y liberales" que han contribuido a la actual situación de la UE.

"Están desmontando el Estado de bienestar, reduciendo los salarios, eliminando las protecciones sociales y convirtiendo los servicios públicos en negocio [...] la deuda pública es un elemento común que nos está esclavizando, el déficit se está utilizando como excusa para adegalzar el Estado", prosiguió, antes de advertir del peligro que corre Europa con este "caldo de cultivo": "Las condiciones impuestas por la Troika están empobreciendo a la mayoría social, aumentando la desigualdad y esto puede convertirse en la antesala del populismo y el fascismo".

Lara reclamó un trabajo más exhaustivo con el tejido sindical y, sobre todo, social, porque "podemos tener un día un gobierno, dos gobiernos en Europa, pero eso no significará tener el poder. Eso va más allá de los propios gobiernos y cuando uno de nosotros adopte medidas contra el poder económico necesitamos al pueblo organizado para respaldarlas". "Hay que avanzar en las propuestas - repitió Lara- para conseguir que los ciudadanos las hagan cada vez más suyas [...] y se identifiquen con nosotros", sentenció.