Público
Público

Los ‘cazadores de yihadistas’ vuelven a entrar en acción en Siria

Los “Cazadores del ISIS” son una fuerza de choque que está formada por elementos que en su mayor parte pertenecían al ejército sirio y que han sido entrenados por oficiales rusos. Su misión principal consiste en hacer frente a los yihadistas del ISIS (El Estado Islámico en Irak y Siria, el nombre anterior del Estado Islámico) en las regiones ricas en gas y petróleo. Este domingo entraron a la cabeza de las fuerzas sirias que liberaron la localidad de Uqayribat, al este de la ciudad de Hama.

Publicidad
Media: 3.24
Votos: 17
Comentarios:

Miembro de los "Cazadores del ISIS" en el campo de gas de Palmira /ISIS Hunters

En su página de Facebook, los Cazadores del ISIS dicen que “han avanzado paso a paso” hasta envolver a los “terroristas” en las bolsas que todavía siguen en su poder en las provincias de Hama y Homs, que están al norte de Damasco. En la provincia de Hama, una de las principales posiciones del Estado Islámico estaba en la localidad de Uqayribat, que acaba de ocupar el ejército sirio, con los Cazadores del ISIS a la cabeza, donde están resistiendo una contraofensiva del Estado Islámico.

Los Cazadores del ISIS tienen un “buen entrenamiento y una moral elevada” y “casi todos tienen cuentas pendientes con las ratas de ISIS”, dicen en su página de Facebook. El pasado 18 de agosto los Cazadores lanzaron la ofensiva definitiva contra Uqayribat, que consideran “una de las batallas más cruciales de Siria” y que se ha prolongado durante casi dos semanas. En su página de Facebook, los Cazadores cuentan cómo se ha desarrollado esta operación hasta el día de hoy.

Una circunstancia sorprendente es que las páginas de Facebook y de Twitter de los Cazadores del ISIS están en inglés y no en árabe, algo que enseguida llama la atención y que parece indicar que es un elemento de propaganda destinado a Occidente más que a los propios sirios, pues si así fuera lo lógico sería que se escribieran en árabe.

La mayor parte de los efectivos de los Cazadores del ISIS tiene cuentas pendientes con los yihadistas

Insisten en que la mayor parte de los efectivos de los Cazadores del ISIS tiene cuentas pendientes con los yihadistas. Afirman que muchos de ellos perdieron a familiares –la esposa, los padres, los hijos, etcétera- a manos de los yihadistas, de ahí que estén más motivados que los soldados regulares y aún que los milicianos que combaten al lado de los soldados, pues tienen sed de venganza.

En la página de Facebook, los Cazadores han colgado distintas imágenes del interior de Uqayribat después de que su unidad entrara en esta localidad situada en el distrito de Hama, al este de esta ciudad, en la carretera de Palmira, y señalan que sus hombres constituían la “vanguardia” de las tropas que han conquistado Uqayribat, que antes de la guerra contaba con unos 2.800 habitantes.

Grupo de los "Cazadores del ISIS" en el campo de gas de Palmira /ISIS Hunters

Uqayribat tiene una posición estratégica de importancia. Situada sobre una elevación natural, cayó en manos del Estado Islámico en 2014 y ha permanecido en su poder hasta el 3 de septiembre.

Las primeras noticias de cierta entidad acerca de los Cazadores del ISIS surgieron la pasada primavera, frecuentemente en medios rusos, que presentaron al grupo como una fuerza de élite creada para combatir a los yihadistas dentro de Siria.

Se dijo entonces que su principal misión consistía en proteger los campos de gas y de petróleo por todo el país para evitar que cayeran en manos del Estado Islámico, como ocurrió con frecuencia. De esta manera se neutralizaría la principal fuente de recursos del Estado Islámico, tanto en el área de Homs como en el este de Siria.

Sus reglas de comportamiento tienen mucho de las de los yihadistas, a quienes imitan de alguna forma

Pero los Cazadores del ISIS también han dicho que otra de sus misiones, y no la menor, consiste en suscitar el miedo de los yihadistas, y por eso sus reglas de comportamiento tienen mucho de las reglas propias de los yihadistas, a quienes imitan de alguna forma.

La bandera de los Cazadores es negra como la del Estado Islámico, pero en lugar de contener en árabe la leyenda “Dios, profeta, Mahoma”, tiene en su lugar su distintivo propio: una mira telescópica con una calavera en el centro de la mira y con la leyenda en inglés y en árabe “ISIS Hunters”, es decir Cazadores del ISIS.

La bandera de los "Cazadores del ISIS" ondea en la ciudad siria de Palmira /ISIS Hunters

Los Cazadores envían sus patrullas a las zonas en conflicto y ocasionalmente cuentan con apoyo externo, que puede ser de aviones o de vehículos blindados. Generalmente visten uniforme militar caqui de camuflaje y se cubren el rostro con pasamontañas. Su arma más común es el fusil de asalto AK-47 de fabricación rusa.

Según informaron algunos medios occidentales hace unos meses, los combatientes de los Cazadores se han formado a las órdenes de oficiales rusos en campamentos rusos en la provincia de Lataquia, que está en la costa del Mediterráneo de Siria, muy cerca de donde se encuentran las principales bases rusas en ese país.

Su instrucción depende de las fuerzas especiales de Moscú conocidas como Spetsnaz, que se fundaron durante la Segunda Guerra Mundial y que han participado en numerosas guerras, como las de Chechenia o Afganistán. En alguna ocasión se ha dicho que se cubren el rostro con pasamontañas porque algunos de sus elementos son rusos.

La flexibilidad es uno de los valores más apreciados en esta unidad de choque que un día opera en un lugar y al día siguiente puede estar a muchos kilómetros de distancia. En estas circunstancias, la adaptación a la situación reinante en cada zona es fundamental.