Público
Público

Un centenar de detenidos en otra noche de violencia en Londres

Según el diario 'The Guardian', el joven tiroteado por la Policia el viernes por la noche no disparó contra los agentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nueva noche de disturbios en Londres tras el tiroteo que acabó con la vida de un joven en Tottenham, en el norte de Londres, el pasado jueves. Al menos 100 personas fueron detenidas en varios barrios de la capital británica que van desde Brixton, al sur, a Enfield e Islington en el norte, pasando por Walthanstamstow al este.

'Estas detenciones se suman a las 61 llevadas a cabo durante la noche del sábado y el domingo por la mañana', dijo la comandante de la  Policía Metropolitana, Christine Jones, quien subrayó que 'los agentes están conmocionados por el nivel intolerable de violencia contra ellos'.

A las 21.30 horas de ayer, la Policía comenzó a dispersar a varios grupos de violentos en Enfield, donde aproximadamente 200 jóvenes estaban atacando tiendas y vehículos aparcados en la calle. Tras la intervención de los antidisturbios, el grupo se movió hacia Islington asaltando supermercados y tiendas a su paso.

Al mismo tiempo, en Brixton, un grupo de jóvenes prendió fuego a una tienda de zapatillas de deporte y la Policía cargó con fuerza cuando trataban de asaltar un comercio de aparatos electrónicos.

Las autoridades británicas se han mostrado perocupadas porque los disturbios puedan manchar la imagen de Londres a un año de la celebración de los Juegos Olímpicos y están tratando de borrar la idea de que la violencia tenga que ver con una reacción de la comunidad contra la presión y violencia policial a la que están sometidos.

Aunque no parece que los comentarios del vicealcalde Kit Malthouse vayan a ayudar: 'Hay que subrayar que los violentos son un grupo muy pequeño dentro de una comunidad en Londres que ha decidido provocar estos disturbios para robar cosas. Están eligiendo determinadas tiendas ya sea porque quieren un nuevo par dezapatillas nuevas o por la razón que sea'.

La ministra de Interior, Theresa May, ha decidido poner fin a sus vacaciones y volver a la capital para analizar la situación con Scotland Yard.

Mientras la Policía trata de impedir que los disturbios se amplíen a otros barrios durante más tiempo, han comenzado a surgir ciertas dudas sobre el tiroteo que el pasado jueves acabó con la vida del joven de 29 años, Mark Duggan, y que dio origen a la oleada de violencia.

La Policía detuvo el taxi en el que iba Duggan en la calle Ferry Lane para detenerlo. El joven se resistió a los agentes y se desató un tiroteo en el que murió. Según informa el diario The Guardian, los primeros informes de balística podrían indicar que Duggan no disparó contra los agentes.

En la investigación se ha hallado una bala alojada en en el aparato de radio de un policía que se corresponde con las usadas por los agentes. Según el diario, sí que se halló un arma no reglamentaria en el suelo en una calle adyacente, pero estaba metida en un calcetín y no estaba operativa.