Público
Público

Cerca de una treintena de heridos en las protestas desatadas en El Aaiún

La manifestación se produjo después de que la ONU aprobara una nueva resolución que regateó las propuestas de EEUU y los grupos de defensa de los derechos humanos y cumplió con los pretensiones de Marruecos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cerca de una treintena de personas, entre independentistas saharauis y agentes de seguridad marroquíes, resultaron heridos durante las protestas convocadas el pasado viernes en la ciudad de El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, según denunciaron los activistas locales y autoridades marroquíes.

La vicepresidenta de la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos (ASDVH), Ghalia Djimi, explicó que una veintena de manifestantes independentistas resultaron heridos o contusionados durante las incidentes, y que algunos de ellos fueron ingresadas en el hospital de la ciudad.

En el mismo sentido, Sirine Rached, delegada de la organización Amnesía Internacional (AI) –que se encuentra actualmente junto a otro miembro de AI en visita a esta región para investigar la situación de los derechos humanos– confirmó haber visto doce personas con heridas. Rached añadió que los casos más críticos fueron el de una joven que perdió el falange de varios dedos y de un hombre que fue herido a nivel de la cara y que fue ingresado en el hospital militar de la ciudad.

La televisión regional marroquí de El Aaiún divulgó este viernes, por su parte, un comunicado del gobierno civil de la ciudad en el que se informaba de que al menos seis policías antidisturbios y cuatro agentes auxiliares resultaron heridos 'al dispersar una manifestación no autorizada de personas en la vía pública' y que fueron ingresados en el hospital militar de la ciudad.

Las mismas fuentes criticaron que la manifestación tenía 'fines propagandísticos' y denunciaron que sus convocantes 'usaron a las mujeres y a los menores en sus enfrentamientos con las fuerzas de seguridad'.

La manifestación se produjo un día después de que la ONU aprobara una nueva resolución que regateó las propuestas de EEUU y los grupos de defensa de los derechos humanos y satisfizo en parte los deseos de Marruecos.