Publicado: 25.11.2015 09:26 |Actualizado: 25.11.2015 09:26

El cerebro de los atentados de París y su cómplice iban a atentar contra dos objetivos del distrito financiero

En concreto, Abbaoud tenía pensado atentar contra un centro comercial de La Défense, mientras que su cómplice lo haría en la comisaría del mismo barrio. Según, el fiscal, iban a hacerlo el miércoles 18 o el jueves 19.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Fotografía sin fechar de Abdelhamid Abaaoud, supuesto cerebro de los ataques. /REUTERS

Fotografía sin fechar de Abdelhamid Abaaoud, supuesto cerebro de los ataques. /REUTERS

El yihadista Abdelhamid Abaaoud y su cómplice, todavía no identificado, tenían previsto hacer explosionar sus chalecos de explosivos en dos objetivos diferentes del distrito financiero de La Defense, aledaño a París, según informa este miércoles la televisión BFMTV.

En concreto, Abbaoud tenía pensado atentar contra el centro comercial Quatre-Temps, situado en el barrio de oficinas del noroeste de la capital, mientras que su cómplice lo haría en la comisaría del mismo.



Iban a hacerlo, tal y como reveló ayer el fiscal de París, François Molins, el pasado miércoles o el jueves.

Sus planes quedaron truncados por un asalto que el miércoles tuvo lugar en el apartamento en el que se escondían y donde preparaban los planes del atentado en Saint Denis, ciudad situada anexa al norte de París.

BFMTV indica, además, que Abaaoud había pedido a su prima Hasna Aitboulahcen, que también falleció, asfixiada, en el apartamento de Saint Denis, que comprara dos chaquetas de traje para pasar desapercibidos en el barrio financiero, que fueron encontrados entre los escombros de la vivienda.

El vespertino "Le Monde" en su edición digital señala, asimismo, que la cómplice trabajaba también para conseguirles identidades falsas.

Considerado el primer barrio de oficinas de Europa, La Defense acoge la sede de más de 3.000 empresas, algunas tan importantes como la petrolera Total, y recibe diariamente a 180.000 trabajadores.

Abaaoud preparaba este nuevo atentado después de haber participado el pasado día 13 en uno de los tres que provocaron al menos 130 muertos en París y Saint Denis, según el fiscal.

Considerado el coordinador de los mismos, este yihadista que se había hecho conocer como un cargo importante del Estado Islámico (EI) estaba en contacto con los suicidas del Estadio de Francia, formó parte del llamado "comando de las terrazas" y estuvo en los aledaños de la sala de fiestas del Bataclan mientras tres de sus cómplices mantenían a decenas de rehenes antes de hacer estallar sus cinturones de explosivos.