Público
Público

Chávez convalecerá más tiempo en La Habana

Un hermano del líder venezolano lo visita en la clínica cubana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'No sabemos exactamente cuándo regresa. Hay que esperar la evaluación de los médicos. Pero en pocos días, diez días, doce días, el presidente estará por acá. Lo más importante es que tiene muy franca recuperación, importantísima recuperación'. Un mar de rumores, en medio de la tormenta, separa estos días Caracas y La Habana, donde se encuentra hospitalizado el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Ni siquiera estas palabras tranquilizadoras de Adán Chávez, hermano del líder bolivariano y gobernador de Barinas, han logrado contener a los sirios y troyanos locales: los primeros ya festejan un regreso de fecha no muy precisa; los segundos buscan sucesores para un presidente cuya salud se ha convertido en tema de debate nacional por obra y gracia del oscurantismo oficial.

En principio hoy se festejará el aniversario de la Batalla de Carabobo, la victoria de Simón Bolívar sobre los españoles, sin la presencia de Hugo Chávez por primera vez en sus 12 años de Gobierno. Un acto al que no faltará Carlos Mata, ministro de Defensa, que secundó al hermano del presidente confirmando que se mantiene en contacto diario con La Habana. 'Está más fuerte que nunca', aseguró.

El festejo histórico de hoy amenaza con ser arrinconado por la guerra de las cárceles, que marca la agenda política de un país convulsionado desde hace dos semanas. La anunciada rendición de los primes (matones de barrio convertidos en los todopoderosos jefes de la mafia de los penales) se postergaba al cierre de esta edición. Tareck Al Aissami, ministro de Interior, negociaba contrarreloj, se rescataban cuatro cadáveres del interior de la cárcel de El Rodeo, los reos de tres prisiones siguen en huelga de hambre y los de otras tres se han declarado en desacato judicial.

Adán Chávez viajó a La Habana comisionado por el vicepresidente Elías Jaua y volvió con un mandato presidencial: combatir 'el fenómeno de corrupción' en las 34 cárceles del país. Jaua detalló y amplió las órdenes llegadas desde La Habana, que también buscan otros culpables: un plan de 'desestabilización política', ejecutado por líderes opositores, medios televisivos privados y ONG. 'El Gobierno está haciendo un riguroso estudio técnico y jurídico de las transmisiones', remató el vicepresidente.

Quien no se deja asustar por el debate político es Amnistía Internacional, que hoy disparó al centro de la diana, reclamando una reforma urgente del sistema carcelario. 'Horribles condiciones carcelarias', 'las autoridades no se han enfrentado debidamente a la situación', 'presos en condiciones crueles, inhumanas y degradantes' fueron sólo algunas de las muchas críticas al sistema venezolano, caracterizado por el hacinamiento (casi 50.000 reos para 14.000 plazas), el retraso en la Administración de la Justicia (más del 60% espera juicio) y la violencia (500 muertes anuales).

También la Comisión Interamericana de Derechos Humanos exigió en 2009 medidas urgentes ante el deterioro carcelario.