Publicado:  09.01.2010 23:11 | Actualizado:  09.01.2010 23:11

Chávez devalúa el bolívar para salir de la crisis económica

El presidente venezolano dice que se logrará un "reimpulso de la economía". Los ciudadanos forman largas colas ante las tiendas por miedo a que suban los precios de bienes importados

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hugo Chávez ya tiene su viernes negro. En una sorprendente comparecencia durante la celebración del primer consejo de ministros de 2010, en la noche del viernes, el líder bolivariano anunció una radical devaluación del bolívar y la creación de un sistema de cambio dual para luchar contra la grave recesión que sacude a Venezuela, a diferencia de otros países de Suramérica.

Inmediatamente, la incertidumbre sobre el efecto de la medida se apoderó de los venezolanos. Las tiendas de electrodomésticos en Caracas registraron largas colas de personas dispuestas a comprar antes de que suban los precios.

El tipo de cambio para la exportación de petróleo aumenta un 100%

En una comparecencia televisiva, Alí Rodríguez, titular de Economía, mostró su convicción de que estas medidas no afectarían negativamente al día a día de los venezolanos, aunque reconoció que, en primera instancia, podría generar un impacto del 3% al 5% en la inflación. "Sería tonto por mi parte negar que no vaya a impactar en los precios", reconoció Rodríguez.

El dólar pasa del actual tipo de cambio de 2,15 bolívares a 2,60, un incremento de más del 20%, para los sectores básicos como alimentación, salud, tecnología y ciencia. Para un segundo tramo, bautizado como la "divisa petrolera", la devaluación se estira un 100%, hasta 4,30 bolívares por dólar. En este apartado se incluyen la industria automotriz, los electrodomésticos, tabaco, bebidas, textiles y servicios.

Mientras la devaluación hará más cara la vida de los venezolanos porque suben los precios de bienes importados el 90%, el Gobierno ingresará más bolivares por la venta de petróleo en los mercados internacionales. Los críticos con el presidente dicen que este dinero extra le puede servir para fines electoralistas.

La oposición denuncia que la medida tiene fines electoralistas

Chávez, que se había negado a devaluar la moneda en varias ocasiones, afirmó que "el objetivo de estas acciones es el reimpulso de la economía productiva, frenar las importaciones que no son necesarias y dejar de estar dependiendo exclusivamente del petróleo".

Los analistas económicos añaden otras explicaciones menos formales. Así José Guerra, cercano a la oposición, explicó a France Press que con la devaluación se busca "darle más plata al Gobierno sacándosela del bolsillo de la gente". El economista Orlando Ochoa añadió que con esta medida el Gobierno duplicará sus ingresos en un año de elecciones parlamentarias.

Antonio Ledezma, alcalde de Caracas y principal líder de la oposición, denunció que con estas decisiones económicas se "devalúa automáticamente la calidad de vida de los venezolanos, ya que pasamos a tener la mitad del dinero que teníamos hasta hoy". Ledezma bautizó la tensa jornada vivida en Venezuela de "viernes rojo".

Los funcionarios trabajarán sólo cinco horas para ahorrar energía

Para Omar Barboza, líder de Un Nuevo Tiempo, el principal partido de la oposición, la devaluación "constituye un duro golpe al estómago del pueblo venezolano y tiene el objetivo inmediato de generarle dinero al Gobierno en un año electoral". En septiembre se celebran elecciones parlamentarias.

La devolución también se decreta en el peor momento para Chávez de los últimos cinco años. Mientras la mayor parte de América Latina ha mostrado síntomas de recuperación durante el segundo semestre del año, Venezuela ha caído en la recesión: su economía se contrajo un 2,9% en 2009. A estos números rojos se añade la galopante inflación, una de las más altas de todo el mundo, superando el 25% durante el último año.

Venezuela importa más del 90% de los productos que consume cada año

La devaluación del bolívar se suma a otras medidas impopulares que Chávez se ha visto obligado a tomar para combatir la crisis energética y la escasez de agua. Un decreto que adelantaba el cierre de los centros comerciales, con la intención de ahorrar electricidad, tuvo que ser corregido por los efectos traumáticos que provocaba en distintos sectores económicos.

En el mismo consejo de ministros, el presidente anunció que los empleados públicos trabajarán sólo cinco horas diarias para ahorrar energía eléctrica en todo el país. En un artículo publicado en un periódico local, el ex presidente de la corporación eléctrica avisa de que si en cuatro meses no llueve, casi la mitad del territorio nacional se puede quedar "a oscuras".

Pero no todo son malas noticias para Chávez. La baja tasa de desempleo, del 7%, y el incremento del precio del barril de petróleo, que a lo largo del año pasado ha crecido de30 dólares hasta los 80 actuales, suman algo de esperanza en medio de la tormenta.

Para complicar aún más el sistema cambiario del país, Chávez anunció su intención de intervenir también en el mercado de divisas paralelo o negro, que ayer cotizaba a 6,25 bolívares por dólar, "para evitar el manejo y el incremento especulativo de las divisas". Los venezolanos utilizan este mercado negro para importar el 70% de los productos que se consumen en el país, dadas las restricciones gubernamentales y la reducción de entrada de divisas.

Las maniobras especulativas en este mercado paralelo han enriquecido a miembros de la llamada boliburguesía, empresarios de nuevo cuño cercanos al poder. Varios de ellos permanecen en prisión tras la reciente intervención en una decena de bancos.

PUBLICIDAD

Comentarios