Público
Público

Chávez sufre "nuevas complicaciones" de la infección pulmonar

El vicepresidente Nicolás Maduro anuncia por televisión desde La Habana que su estado de salud es "delicado" y que este nuevo proceso "no está exento de riesgos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El estado de salud del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, sigue siendo 'delicado' debido a que se han presentado 'nuevas complicaciones' en el postoperatorio de la nueva operación contra el cáncer que padece a la que se sometió hace tres semanas. 

Así lo ha afirmado el vicepresidente Nicolás Maduro, quien ha llevado las riendas del país desde que Chávez viajó a La Habana a mediados de mes. Maduro leyó un comunicado desde la capital cubana a través de una cadena de radio y televisión en el que puntualizó que saludó al presidente y recibió órdenes de informar al país sobre su situación.

'El estado de salud del presidente Chávez continúa siendo delicado presentando complicaciones que están siendo atendidas en un proceso no exento de riesgos', dijo el también canciller visiblemente acongojado.

'Fuimos informados sobre nuevas complicaciones surgidas como consecuencia de la infección respiratoria ya conocida -diagnosticada el pasado 17 de diciembre-', aclaró Maduro, quien estuvo acompañado por Rosa Virginia, hija de Chávez, el ministro de Ciencia y Tecnología y la procuradora, también con caras tristes.

Maduro se limitó a leer el comunicado y lució consternado, al igual que cuando brindó el primer parte de salud del mandatario tras la intervención del 11 de diciembre. El vicepresidente admitió que el proceso de Chávez no está 'exento de riegos' pero destacó que el presidente hace frente a 'esta difícil situación' gracias 'a su fortaleza física y espiritual'.

'Confiamos en que la avalancha mundial de amor y solidaridad hacia el comandante Chávez, junto a su inmensa voluntad de vida y el cuidado de los médicos especialistas, ayudarán a nuestro presidente a librar con éxito esta nueva batalla', añadió.

Tambiém indicó que tuvo la oportunidad de darle un 'parte' a Chávez sobre la situación del país, la posesión de los 20 gobernadores chavistas que ganaron los comicios regionales del pasado 16 de diciembre y la 'satisfactoria acogida' del mensaje de fin de año que envió el pasado viernes a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Añadió que 'de manera especial' Chávez quiso que le transmitieran 'su saludo de fin de año a todas las familias venezolanas' y que le envía 'un cálido abrazo a los niños y niñas de Venezuela'.

El vicepresidente, cuyo cargo lo asume durante su ausencia el ministro de Energía Eléctrica, Héctor Navarro, dijo que permanecerá 'en las próximas horas en La Habana' junto a Chávez y su familia 'muy atentos al proceso de evolución de su situación actual'.

Después de confirmar el 8 de diciembre la reaparición del cáncer que le fue diagnosticado a mediados de 2011, Chávez se trasladó dos días después a La Habana donde fue sometido, el día 11, a una 'compleja' operación quirúrgica.

  Una mujer camina junto a un mural de apoyo a Chávez.  - Carlos Garcia Rawlins (REUTERS)

Tras el viaje de Maduro a La Habana, la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) advirtió este domingo que el Gobierno no quiere reconocer que hay 'una ausencia temporal del presidente en funciones' y que los 'altos funcionarios' no tienen la 'estatura' para informar de la 'verdadera situación' del mandatario.

Chávez debería asumir el próximo 10 de enero un nuevo mandato para el período 2013-2019 después de lograr su tercera reelección consecutiva en los comicios del pasado 7 de octubre, aunque su estado de salud ha abierto un debate sobre el mecanismo constitucional que se debe aplicar.

En medio de dudas sobre si estará recuperado para ese día, el chavismo ha insistido en señalar que la fecha y el evento serían una 'mera formalidad', lo que desató la furia de sectores de la oposición que insisten en que si el presidente no está apto para gobernar se deben llamar a elecciones en un plazo de 30 días.

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, aliado de Chávez, ha repetido reiteradamente que si el 10 de enero no está el Presidente por alguna razón sobrevenida se podría juramentar incluso ante el Tribunal Supremo de Justicia.