Publicado: 20.09.2015 11:49 |Actualizado: 20.09.2015 11:49

China detiene a cuatro desertores norcoreanos

China, principal aliado del Gobierno de Kim, ejerce un fuerte control sobre su frontera terrestre con Corea del Norte para impedir el paso de los norcoreanos que huyen del país para buscar una vida mejor en la región.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:
Kim Jong Un, en la reunión de emergencia de la Comisión Militar Central del Partido del Trabajo de Corea en la que ha declarado el estado de preguerra. REUTERS

Kim Jong Un en una imagen de archivo REUTERS

Cuatro desertores norcoreanos han sido detenidos en China, por lo que ahora serán deportados y, previsiblemente, castigados por el régimen de Kin Jong Un por abandonar Corea del Norte, según ha informado la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

China, principal aliado del Gobierno de Kim, ejerce un fuerte control sobre su frontera terrestre con Corea del Norte para impedir el paso de los norcoreanos que huyen del país para buscar una vida mejor en la región.



Una vez detenidos en el gigante asiático, los desertores son repatriados a Corea del Norte, donde se enfrentan a duros castigos, incluso la muerte, por salir del régimen.

China es la ruta terrestre habitual para huir de Corea del Norte, dado que la frontera con el Sur --destino final de los desertores-- está ampliamente vigilada por los dos países.

Escalada de tensión

En el plano político, Pekín ha reclamado a Pyongyang que cumpla las resoluciones de Naciones Unidas que le impiden llevar a cabo nuevas pruebas nucleares y balísticas, tras la amenaza norcoreana de lanzar otro misil de largo alcance el próximo 10 de octubre.

Pekín ha reclamado a Pyongyang que cumpla las resoluciones de Naciones Unidas que le impiden llevar a cabo nuevas pruebas nucleares y balísticas

"Cualquier intento de alterar la paz y seguridad en la península coreana y en el noreste de Asia está injustificado", ha dicho el ministro de Exteriores de China, Wang Yi, subrayando que "la guerra no beneficia a nadie".

También ha vuelto a insistir en la petición china de reanudar las conversaciones a seis bandas sobre el programa nuclear norcoreano --en las que participan las dos Coreas, China, Japón, Rusia y Estados Unidos--, tras el éxito del acuerdo con Irán.

"Todas las partes somos miembros de Naciones Unidas, por lo que tenemos la responsabilidad compartida de mantener la paz y seguridad en la península coreana implementando las resoluciones del Consejo de Seguridad", ha recordado.