Público
Público

Chipre amplía el corralito hasta el jueves

El ministro chipriota de Finanzas calcula que la quita aplicada sobre los depósitos bancarios por encima de 100.000 euros podría rondar el 40%, aunque el porcentaje definitivo aún no se ha decidido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras el rescate aprobado en la madrugada de este lunes, los bancos chipriotas abrirán sus puertas otra vez el jueves sin excepción, aunque habrá  controles temporales sobre el movimiento de capitales con el objetivo de evitar una fuga masiva de dinero del país en cuanto los bancos vuelvan a abrir sus puertas. Los bancos de Chipre están cerrados desde el 16 de marzo. En un principio se había dicho que los pequeños bancos cooperativos y las entidades bancarias extranjeras podrían trabajar hoy martes sin limitaciones y que sólos los dos grandes bancos de Chipre, el Banco de Chipre y el Laiki, abrirían el jueves. Sin embargo, los bancos pequeños se quejaron fuertemente de esta apertura separada de los más grandes, dado que temían una avalancha de clientes.

El ministro chipriota de Finanzas, Michalis Sarris, calcula que la quita aplicada sobre los depósitos bancarios por encima de 100.000 euros podría rondar el 40%, aunque el porcentaje definitivo aún no se ha decidido, según ha explicado en una entrevista en la cadena británica BBC. El porcentaje exacto aún debe decidirse, pero va a ser significativo. La gente con depósitos superiores a 100.000 euros deberá convertirlos en acciones de los bancos', indicó Sarris, quien, al ser preguntado si la quita podría llegar al 40%, admitió que 'podría estar cerca'. 'Por lo que he visto esa es la cifra', señaló.

Según los términos del rescate pactado, los depósitos garantizados en Laiki Bank, el segundo mayor banco del país, serán transferidos a Cyprus Bank, la primera entidad de la isla, mientras aquellos depósitos superiores a 100.000 euros en ambos bancos, que bajo la ley de la UE no están asegurados, serán congelados y utilizados para resolver deudas del Laiki y recapitalizar el Cyprus Bank con una conversión de depósito a acciones. La jugada sobre los depositantes no asegurados de Laiki recaudaría unos 4.200 millones de euros. El Laiki será efectivamente cerrado, generando la pérdida de miles de puestos de trabajo. Responsables oficiales dijeron que los tenedores de bonos senior en Laiki serán liquidados y aquellos del Banco de Chipre tendrían que hacer una contribución, sentando un precedente para la eurozona.

Andreas Artemis, presidente del Bank of Cyprus, el mayor banco comercial del país, ha presentado este martes su dimisión por su desacuerdo con el plan de recapitalización de la entidad,  por su desacuerdo con los planes de recapitalización para la entidad, que han sido diseñados por el Banco Central de Chipre sin consultar a la dirección del banco.  Sin embargo, el consejo de administración de la entidad no ha aceptado la renuncia de su presidente y la de otros cuatro consejeros. 'El consejo de administración no ha aceptado estas dimisiones. De acuerdo con los Estatutos de la entidad, las dimisiones sólo se harán efectivas si no se retiran en el plazo de una semana', informa en un breve comunicado.

Ayer, el presidente Nikos Anastasiades anunció en una alocución televisiva limitaciones a las transacciones bancarias, aunque advirtió que eran 'temporales'. Anastasiades que el rescate de 10.000 millones de euros acordado durante la madrugada era 'doloroso' pero esencial para evitar un colapso económico.

Muchos chipriotas dicen que no se sienten seguros con el acuerdo, y se espera que vuelvan a sitiar los bancos tan pronto como reabran después de permanecer cerrados desde hace una semana. Se sabe poco sobre las restricciones a las transacciones bancarias que Anastasiades dijo que se impondrían, pero el presidente dijo a los chipriotas: 'Les quiero asegurar que esta será una medida muy temporal que será relajada gradualmente'. Los controles de capital, que impiden que la gente saque sus fondos del país, entran en conflicto con los principios de la Unión Europea de un mercado común, pero el Gobierno podría temer una oleada de pánico que causaría incluso más problemas a la economía global.

El acuerdo fue alcanzado a solo horas de la fecha límite para evitar un colapso del sistema bancario, en unas tensas negociaciones entre el presidente Anastasiades y los líderes de la Unión Europea (UE), del Banco Central Europeo (BCE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin un acuerdo, el sistema bancario de Chipre habría colapsado y el país podría haberse convertido en el primero en salir del bloque monetario debido a un desplome financiero.