Público
Público

Chipre amplía el corralito hasta el martes para evitar una posible fuga masiva de capitales

Los cajeros automáticos que fueron vaciados el fin de semana han sido reabastecidos, lo que da a la gente un acceso a cantidades limitadas de dinero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno chipriota ha ampliado el corralito y confirma que los bancos no volverán abrir hasta el martes de la semana que viene para impedir una retirada masivo de fondos de sus bancos, con lo que las operaciones financieras no estarán permitidas hasta ese día.

'Tras el rechazo por parte del Parlamento del proyecto de ley que impone una tasa a los depósitos, se considera necesario, por razones de interés público y con el fin de garantizar la estabilidad financiera, declarar el 21 y el 22 de marzo 2013 como días no lectivos para los bancos', explica el Gobierno chipriota a través de un comunicado. El mismo documentado añade que no se llevará a cabo ninguna operación bancaria al menos hasta el próximo martes, ya que el lunes 27 de marzo es fiesta de nuevo en Chipre.

A pesar de la medida, los cajeros automáticos que fueron vaciados el fin de semana han sido reabastecidos, lo que da a la gente un acceso a cantidades limitadas de dinero. Entre las decisiones más urgentes que se esperaban estaba la de si el Gobierno permitirá a los bancos reabrir como estaba planeado el jueves o si los mantendrán cerrados hasta la próxima semana, hasta que finalmente se ha confirmado la segunda opción.

Por otra parte, el número tres del Banco Central Europeo, Joerg Asmussen, ha declarado hoy que el BCE tendrá que retirar su ayuda a los bancos chipriotas a menos que el país acepte el rescate rápidamente. 'Podemos entregar liquidez de emergencia sólo a bancos solventes y (...) la solvencia de los bancos chipriotas no puede ser asumida si no se acuerda un programa de ayuda pronto, que permitiría una rápida recapitalización del sector bancario', declaró Asmussen al semanario alemán Die Zeit en una entrevista realizada el martes por la noche.

En busca de una solución que evite un eventual desplome financiero, Chipre ha pedido un nuevo préstamo a Rusia este miércoles después de que el Parlamento de la isla rechazara los términos de un rescate de 10.000 millones de euros por parte de la Unión Europea, lo que elevó el riesgo de caer en suspensión de pagos y de un colapso bancario.

El ministro de Finanzas de Chipre, Michael Sarris, dijo que no había alcanzado un acuerdo en su primera reunión con su homólogo ruso, Anton Siluanov, en Moscú, pero que las conversaciones continuarán. Tras la reunión fallida, Rusia pidió hoy 'decisiones colectivas' y no sólo de la Unión Europea, en relación con la ayuda financiera a Chipre. 'No nos gustaría que siguiendo el ejemplo de Chipre se aprobaran medidas de confiscación para después presentárselas a Italia, España y Portugal', agregó una fuente gubernamental citada por la Agencia EFE.

Joerg Asmussen: 'La solvencia de los bancos chipriotas no puede ser asumida si no se acuerda un programa de ayuda pronto'

El Ministerio de Finanzas de Rusia dijo que Nicosia había solicitado 5.000 millones de euros adicionales, además de una extensión de cinco años y de menores intereses sobre un préstamo ya existente de 2.500 millones de euros. Moscú tiene sus propios intereses en asegurar la supervivencia de los bancos en Chipre, un refugio seguro para miles de millones de euros de empresas y ciudadanos rusos.

Los chipriotas se opusieron a las exigencias de la Unión Europea de establecer un impuesto sobre los depósitos bancarios para recaudar 5.800 millones de euros, una medida sin precedentes cuyos opositores afirman que habría violado el principio detrás de una garantía sobre los depósitos de hasta 100.000 euros en todo el bloque.

El ministro de Energía de Chipre, George Lakkotrypis, también estaba en Moscú, oficialmente para una feria de turismo, pero dio pie a los rumores sobre que el acceso a las reservas de gas podría estar sobre la mesa como parte de un acuerdo por la ayuda rusa, a pesar de que Chipre ha encontrado grandes yacimientos gasíferos en sus aguas adyacentes a Israel. 'Tuvimos una discusión muy honesta, hemos remarcado lo difícil que es la situación', declaró Sarris a los periodistas tras conversar con Siluanov. 'Ahora continuaremos con nuestra discusión para encontrar la solución por la que esperamos que obtendremos algún apoyo. No hubo ofertas, nada concreto', añadió.

Por otro lado, las especulaciones sobre la forma que tendría la ayuda rusa han seguido creciendo. El portavoz del Gobierno chipriota, Christos Stylianides, negó un informe de medios griegos respecto a que Chipre había alcanzado un acuerdo para que inversores rusos compren el segundo mayor banco chipriota, Cyprus Popular , que fue tomado por el Estado el año pasado.

La de Chipre fue la primera vez que una legislatura nacional rechazó las condiciones para la ayuda de la Unión Europea Ningún diputado chipriota votó a favor del rescate de la Unión Europea , que incluía un impuesto propuesto que habría tomado casi un 10 por ciento de las cuentas de más de 100.000 euros. Las cuentas más pequeñas también se habrían visto afectadas, aunque el Gobierno propuso aliviar el golpe y eximir a ahorradores con menos de 20.000 euros. Fue la primera vez que una legislatura nacional rechazó las condiciones para la ayuda de la Unión Europea. En los últimos tres años, diputados de Grecia, Irlanda, Portugal, España e Italia han aceptado duras medidas de austeridad para asegurar ayuda financiera.

Un funcionario chipriota, que solicitó el anonimato, dijo que el Gobierno estaba considerando si impone o no controles de capital cuando reabran los bancos.

El presidente, Nicos Anastasiades, que apenas lleva un mes en el cargo, se reunió con líderes de su partido y con el gobernador del Banco Central. El portavoz del Gobierno, Christos Stylianides, dijo que se trabaja en un 'Plan B', ya que 'un equipo de tecnócratas ha ido al Banco Central para discutir un plan B relacionado con la financiación y la reducción del monto de 5.800 millones de euros', declaró a la prensa durante una pausa en la reunión con líderes de su partido, sin entrar en detalles.

Anastasiades se reunió más tarde con responsables de la 'troika' de la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.