Público
Público

Chipre mantendrá su corralito al menos un mes

Colas el primer día de apertura, después de casi dos semanas de cierre, con fuertes restricciones para retirar el dinero.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno de Chipre espera que las actuales restricciones a la retirada de capitales en el país se levanten por completo en un mes, según apuntó el ministro de Asuntos Exteriores chipriota, Ioannis Kasoulides. El ministro indicó que las restricciones a la retirada de dinero se irán 'levantando poco a poco'. 'Probablemente durante un periodo de aproximadamente un mes, según las estimaciones del Banco Central, se levantarán completamente', concretó. En un principio, el Gobierno de Chipre había indicado que los controles a los movimientos de capitales en la isla se mantendrían durante una semana, con posibilidad de revisar este plazo.

Los bancos de Chipre abrieron este jueves sus puertas tras dos semanas de cierre mientras el Gobierno negociaba el rescate con la Unión Europea y el FMI. El corralito, no obstante, se mantiene de alguna manera por las fuertes restricciones impuestas para la retirada de dinero: los ciudadanos chipriotas sólo pueden sacar un máximo de 300 euros al día; el uso de tarjetas de crédito es ilimitado dentro del país, pero se ha establecido un límite de 5.000 euros mensuales en el extranjero; además no podrá sacar más de 3.000 euros en efectivo cuando salgan al extranjero.

La liquidez de todos los bancos está garantizada pues a última hora de la tarde del miércoles el Banco Central Europeo envió cuatro contenedores con 5.000 millones de euros en efectivo. Los bancos abrieron a mediodía (10:00 GMT) y cerraron seis horas después. Los  chipriotas han hecho cola ante los bancos, bajo la mirada de guardias de seguridad, pero no había señales de una retirada masiva de dinero como la que se temía. Mucho dinero ya se fue electrónicamente. Cifras publicadas el jueves por el Banco Central de Chipre mostraron que los ahorradores de otras naciones de la zona euro sacaron el 18% de sus depósitos de la isla en febrero, mientras crecían las versiones sobre un impuesto a las cuentas de bancos. En total, los depósitos del sector bancario privado cayeron un 2,2%, hasta 46.400 millones de euros en febrero, tras una pérdida similar en enero.

El decreto de los controles de capitales se puso en los escaparates de las sucursales bancarias y había empleados repartiendo copias a los clientes. En Nicosia había cierta sensación de alivio, pero también dudas sobre qué podrá ocurrir ahora. 'No tienes idea de cuánto he esperado esto', dijo un pensionista de 64 años, Froso Kokikou, que esperaba en la cola en una sucursal del Laikibank. 'Tengo una sensación de miedo y decepción por tener que hacer cola así. Parece un país del Tercer Mundo, pero ¿Qué puedes hacer? ', preguntó Kokikou. 'Esto es lo que nos impusieron y con lo que tenemos que vivir'.

Kostas Nikolaou, otro jubilado de 60 años, dijo que la incertidumbre de las últimas dos semanas ha sido 'como una muerte lenta'. '¿Cómo pueden decir que no puedes acceder a tu propio dinero en el banco? Es nuestro dinero, tenemos derecho a él', agregó. Muchos de los que hacían cola eran ancianos que decían haberse quedado sin efectivo porque no tenían tarjetas de crédito. El presidente Nicos Anastasiades, que ha anunciado que se va a bajar un 25% su sueldo, elogió la 'madurez y responsabilidad' que mostraron los chipriotas ante la crisis.

En paralelo, el Ejecutivo chipriota ha constituido una comisión para que investigue la crisis que atraviesa el país y que le ha llevado a solicitar un rescate y determinar eventuales responsabilidades de la misma. Según indicó el subsecretario de la Presidencia del país, Constantinos Petrides, dicha comisión tendrá un 'amplio mandato'. 'Investigará responsabilidades penales, civiles y políticas, añadió el alto funcionario.

 

Con apenas 860.000 habitantes en la parte griega, Chipre cuenta con cerca de 68.000 millones de euros en sus bancos; un sistema financiero descomunal que atrajo a los depósitos de los extranjeros, especialmente Rusia, como un paraíso fiscal, pero que zozobró tras los problemas en la vecina Grecia. La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional concluyeron que Chipre no podía pagar un rescate a menos que impusiera pérdidas a los depositantes, algo visto como un tabú en rescates anteriores de la zona euro.

La imposición de controles de capitales llevó a los economistas a advertir que podría surgir un 'euro chipriota' de segunda categoría, ya que los fondos atrapados en la isla serían menos valiosos que los euros que se pueden gastar con libertad en el exterior. La Comisión Europea dijo que los controles de capitales eran legales y se justificaban bajo la ley de la UE siempre que fueran estrictamente temporarios y proporcionados. El ejecutivo de la UE dijo que vigilará 'la necesidad de extender la validez de las medidas, o revisarlas'.

La Comisión Europea en un comunicado emitido este jueves, ha respaldado los controles de capital impuestos por Chipre, aunque ha subrayado que no deben mantenerse más tiempo del 'necesario' y que vigilará 'de cerca' la necesidad de 'extender la validez o revisar' estas medidas. Pero muchos expertos se muestran escépticos. En un sondeo de Reuters entre economistas de esta semana, 30 de 46 dijeron que los controles durarían meses, mientras que 13 previeron que sería cuestión de semanas. Tres previeron una duración de años.